Montecristo define este fin de semana si seguirá con el servicio

Montecristo - colectivo

El transporte urbano de pasajeros en Río Gallegos no tiene respiro y lejos está de dejar atrás esta etapa de profunda crisis y encarar un proceso de mejoras para brindar un servicio de calidad. Cuando aun no logra estabilizar la prestación con la totalidad de la unidades, luego de más de un mes de interrupción que incluyó acampe y huelga de hambre de choferes despedidos, la empresa vuelve a poner en duda su continuidad en esta ciudad.

Los referentes de Transporte Monte Cristo S.A se encontraban este fin de semana largo tomando decisiones en el seno del Grupo Autobuses Santa Fe sobre la permanencia en esta ciudad. Dieron cuenta que el lunes podría haber definiciones. En tanto, las informaciones provenientes de la ciudad de Ushuaia daban cuenta que el Grupo Autobuses Santa Fe permanecería por un periodo de tres meses más, y luego se retiraría de ese mercado. “Estamos molestos, padecemos situaciones que no debieran haberse dado si la nueva gestión que está al frente de la Municipalidad de Río Gallegos hubiese abonado al menos un peso de la deuda que tienen con nosotros”, dijeron desde Monte Cristo sin querer brindar mayores precisiones al respecto. Seguidamente, mostraron su molestia debido a que el Municipio elevó una denuncia el pasado 17 de marzo ante al Juzgado Nº 2 en lo Civil y Comercial (a cargo del Dr. Francisco Marinkovic) que ordenó restablecer el servicio de forma inmediata. “No abonaron un solo peso y se presentan ante la Justicia, es muy difícil la realidad que nos toca atravesar en Río Gallegos”, confiaron desde Monte Cristo S. A.

Tarifa y Justicia

Las autoridades del Grupo Autobuses Santa Fe, firma propietaria de Transporte Monte Cristo S.A., en el encuentro de este fin de semana analizarían por un lado la presentación que deben hacer ante la autoridad judicial, y por otro lado el cuadro tarifario. Recordemos que hasta la semana pasada, desde el Municipio indicaron que al menos tres audiencias fueron corridas de fecha ya que Monte Cristo no se presentó a hacer su descargo. En tanto, días atrás, el Dr. Javier Stoessel, letrado de los choferes autoconvocados recordó que la empresa concesionaria acató la medida autosatisfactiva del Dr. Francisco Marinkovic de restablecer el servicio. Dentro de ese dictamen, que aun no se ha cerrado, Marinkovic decidió incluir el pedido de los choferes para que la empresa se vea obligada a discutir la reincorporación de los 11 trabajadores cesanteados.

Sobre este punto, el vocero de los choferes autoconvocados, Rodrigo Carballo, dio cuenta ante este matutino que fueron “incluidos dentro de la demanda que hizo el Municipio contra la empresa y ahora debemos presentar documentación de los trabajadores para que sea incorporada a la causa” explicó, y señaló que la comuna “firmó un acta por la que se compromete a mediar ante la empresa para que no haya despidos, ahora hemos vuelto a nuestras casas y esperamos la resolución de la Justicia que la conoceremos en el transcurso de la próxima semana”, cerró. En tanto, de acuerdo a lo señalado desde Transporte Monte Cristo S.A. en la jornada de ayer, el cuadro tarifario también formó parte de este análisis que se disponía llevar adelante el Grupo Autobuses Santa Fe para definir si continuaba o no en Río Gallegos. Según se supo, la empresa mantiene su postura de demandar un subsidio de diez mil pesos por unidad y un boleto a 14 pesos, pero en contrapartida, el intendente Roberto Giubetich daba cuenta días atrás que Monte Cristo demandó un subsidio de 9 mil pesos (actualmente es de 6 mil pesos) y que el boleto trepe a los 16 pesos, duplicando prácticamente el actual costo.

“El Municipio no accederá a un boleto superior a los diez pesos, además aguardamos a que el Gobierno Nacional resuelva la problemática que hoy padece el transporte urbano de pasajeros en el interior del país, ya que el actual esquema de subsidios de Nación premia a las empresas que mas corte de boleto tienen”, expresó el funcionario municipal en diálogo con este medio. De esta manera el 70% del subsidio entregado a las empresas queda en el Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA), ya que son las empresas que mayor corte de boleto tienen.

Según sostuvo Giubetich, el pedido fue que sea revertido ese régimen actual y que la ayuda llegue a ciudades como Río Gallegos, en que el corte de boletos no deja grandes ganancias a las empresas y la prestación normal del servicio enfrenta serias y graves dificultades. En este punto, tanto el municipio como la empresa coinciden, pero aun deben dirimir muchos otros factores para poner fin a las diferencias.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios

1 Comentario

  1. casa rural castilfabib

    4 abril, 2016 en 8:06

    He estado explorando un poco por posts de alta calidad o entradas en blogs sobre estos temas. Explorando en Google por fin encontré este blog. Con lectura de esta articulo, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este blog y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos