Después de 4 años, vuelve a romper el glaciar Perito Moreno

ruptura glaciar

El espectáculo natural se vive en estas horas, luego que ayer comenzara a filtrarse agua a través del dique que se formó el año pasado. Grandes torres de hielo empiezan a caerse frente a las pasarelas.

Ayer comenzó el proceso de ruptura del glaciar Perito Moreno, un episodio que no se da desde 2012.

Un pequeño río comenzó a correr ayer a la mañana por el medio del dique de hielo, el que durante varios meses unió el cuerpo del glaciar con las rocas de la península de Magallanes.

Los guardaparques constataron los primeros comentarios sobre que se escuchaba un ruido de agua corriendo. Al confirmarlo, dieron la novedad a la Intendencia del parque en El Calafate.

A los pocos minutos, el intendente Carlos Corvalán le dio la novedad al periodismo local, seguida de la información de un especial operativo para ordenar el tránsito de personas en el sector de pasarelas, que en estas horas se cuentan de a miles.

La filtración es el comienzo de la ruptura, la que causa la caída de miles de toneladas de hielo. Las torres que componen el frente del glaciar, con más de 60 metros de altura, comienzan a caer sobre el lago, causando símil explosiones de agua y hielo.

La presión del agua que durante meses se acumuló en el lado del brazo Rico empieza a empujar y socavar el hielo, causando que este comience a quebrarse y caerse en grandes partes.

Conocida la novedad, comenzaron las consultas de todo tipo. Se multiplican en estas horas las personas que en estas horas planean su viaje desde diferentes lugares de la provincia y desde grades centros urbanos como Buenos Aires, haciendo preguntas sobre accesos, horarios y disponibilidad de pasajes aéreos.

Esta ruptura será especial en algunos aspectos. De las últimas cuatro rupturas, esta será la que se produce con un mayor nivel de agua presionando desde el brazo Rico. Los 10,50 metros acumulados en ese sector del lago son fruto del endicamiento producido por el glaciar y es la mayor marca que se registró en las últimas cuatro rupturas, contando desde 2004.

El nivel de agua acumulado podría hacerse sentir en la costa de la ciudad de El Calafate. Fruto del deshielo y las lluvias, el lago aumentó su nivel en las últimas semanas, lo que se ve fácilmente en el sector del paseo costero.

Al recibir el caudal que se origina con la ruptura, en pocas horas el Lago Argentino aumentará su nivel también en el sector de la bahía Redonda de la ciudad.

También tendrá la particularidad de contar con una menor infraestructura para la atención al turista.

El incendio ocurrido días atrás dejó en cenizas el snack donde los visitantes tenían servicios de sanitarios y comida en el estacionamiento superior.

El glaciar se ve desde las pasarelas, a las que se accede por dos vías: estacionamiento inferior y estacionamiento superior, con una distancia de 2 kilómetros entre uno y otro, mediante un camino de montaña pavimentado.

En el estacionamiento inferior aún funcionan un restaurante y un edificio para viandantes, pero en el superior no quedó servicio alguno, algo que deberán tener en cuenta quienes visiten el glaciar en estas horas.

En el año 2004 el glaciar rompió luego de 16 años, comenzando una etapa desconocida hasta el momento, con una seguidilla de episodios similares. Luego hubo rupturas en 2006, 2008 y 2012.

La expectativa por la nueva ruptura atrae también a los medios de comunicación. El Municipio espera hoy la llegada de un equipo del canal de televisión estatal (TV Pública) para una cobertura especial.

Además, está en vigencia un servicio de imágenes vía Internet. Es una cámara fija que posee la Cooperativa Telefónica Calafate Limitada que todos los días toma imágenes del frente del glaciar desde las alturas.

Quienes no puedan viajar a la zona, pueden ver una imagen con cámara fija mediante la dirección http://cotecal.com.ar/vivo-glaciar/.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios