Monte Cristo pide boleto a $14 y subsidio de $10 mil por unidad

Guibetich - Choferes

Lo ratificó el intendente capitalino, Roberto Giubetich, en declaraciones finalizado el izamiento dominical. Explicó que en el encuentro mantenido con la empresa concesionaria del trasporte urbano de pasajeros, el pedido de la firma fue que el costo del boleto ascienda a 14 pesos y que el subsidio trepe de “6 mil a 10 mil pesos por unidad”. No hay fecha sobre la vuelta de la prestación.

Ayer, el izamiento dominical en Río Gallegos volvió a ser la caja de resonancias de los conflictos por los que atraviesa la ciudad.
Una cuarentena de choferes que se encuentran llevando adelante medidas de fuerza, reclamando el pago de diferencias salariales hace más de 19 días, mantuvieron un diálogo con el intendente Roberto Giubetich en plena vía pública.
Pidieron por su estabilidad laboral ya que hoy la suma de despedidos asciende a más de 21, mientras que aseveran que la cesantía continuará, además de que les sea garantizada su estabilidad laboral.
En tanto, el jefe comunal hizo saber que aguarda por la documentación que Transporte Monte Cristo S.A. debe acercarle para analizar el pedido de suba en el precio del boleto y del subsidio que recibe por unidad.
De acuerdo a lo expresado por el funcionario, la empresa demanda que el costo del boleto ascienda a 14 pesos y que el subsidio trepe de 6 mil a diez mil por unidad.
En declaraciones, Giubetich sostuvo que “en Buenos Aires, nos reunimos con la empresa que forma parte del grupo Autobuses Santa Fe, y nos plantearon los inconvenientes que tiene la unidad de negocios de la región (Ushuaia, Caleta Olivia, Río Gallegos), y es por eso que le solicitamos un estudio detallado de costos, enmarcado en el contrato vigente producto de la licitación que ganó la empresa Línea Siete S.A. y que en su cláusula segunda indica que es un contrato intransferible. A pesar de ello, el Municipio traspasó, el 14 de octubre del 2015, el servicio a la empresa Montecristo S.A., modificando además las condiciones iníciales de dicho contrato”, detalló.
“La empresa reclama, según los costos, un aumento en la tarifa y en los subsidios, por eso pedimos los documentos que respaldan para realizar dicho reclamo, y se han comprometido a enviarnos toda la información este lunes”, explicó y añadió que “de cualquier manera, si analizamos los subsidios al transporte público, estos se basan en el corte de boletos, subsidiando a quien más cortes de boletos realiza. Durante el año 2014, se transportaron en la ciudad, aproximadamente 2.900.000 pasajeros, mientras que en el 2015 esta cifra descendió a 2.300.000 boletos, es decir que según la empresa perdieron un 20% de la ecuación de negocios”.
Ante esto, el mandatario informó que una vez que se reciba la documentación, ésta será analizada, para lo cual el Municipio va a requerir el asesoramiento del Ministerio de Transporte, para luego involucrar y requerir la participación del Honorable Concejo Deliberante.

Choferes
En tanto, el grupo de choferes autoconvocados se acercó a dialogar con el Intendente capitalino para informarse sobre detalles de las gestiones realizadas en Buenos Aires.
En primer lugar, el vocero Rodrigo Carballo, preguntó al funcionario si tiene conocimiento que la parte empleadora se irá de la ciudad en un plazo de diez días dejando a los trabajadores “en la calle”. Giubetich deslizó que “con la empresa dialogamos sobre si ellos tiene voluntad de seguir prestando el servicio. Plantearon un aumento en el boleto y el subsidio, y esperamos la documentación que respalde ese pedido”, repitió.
Los trabajadores insistieron en que alguna autoridad les garantice su estabilidad laboral, pero el intendente explicó que “se trata de un problema entre los trabajadores la empresa y la Secretaría de Trabajo, la Municipalidad tiene que garantizar el servicio nada más”, expresó Giubetich.
Sobre la ilegalidad de la medida, el jefe comunal expresó que “este conflicto no es responsabilidad del Municipio. Las partes en conflicto deben responder por sí solos. Yo estoy preocupado por la falta de la prestación del servicio, no soy yo quien debe determinar si el paro es ilegal. Lo que esperamos es que el conflicto se solucione lo más pronto porque lo más perjudicados somos los vecinos”, cerró.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios