El Sistema Electrónico de Publicidad de Precios estará listo dentro de 30 o 45 días

Precios

Así lo aseguró Director Nacional de Defensa al Consumidor, Fernando Blanco Muiño, tras la oficialización del sistema. El SEPA es una plataforma web a través de la cual el consumidor puede ingresar y denunciar en tiempo real precios que no coinciden con lo publicado.

El gobierno nacional oficializó la creación de la plataforma a través de la cual supermercados, almacenes y autoservicios deberán informar diariamente los precios de sus productos de consumo masivo, y los consumidores podrán consultarla pero también denunciar inconsistencias entre lo publicado y lo efectivamente comercializado, lo cual podrá ser sancionado por parte del Estado.

Se trata del “Sistema Electrónico de Publicidad de Precios”, una plataforma para que todos los comercios que realicen venta minorista de productos de consumo masivo informen en forma diaria para su difusión los precios de venta al público vigentes.

El director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, explicó que a partir de la oficialización del sistema, publicada en el Boletín Oficial, “se dispara el procedimiento para su aplicación, que incluye un programa para usar desde celulares”.

“Estas son herramientas para defender a los consumidores. Nosotros desde el Ministerio de Producción la ponemos a disposición de los consumidores que van a poder utilizarlas en unos 30 ó 45 días”, precisó Blanco Muiño a radio La Red.

La creación del SEPA, adelantada la semana pasada tras la escalada de precios, fue dispuesta mediante la resolución 12/2016 de la Secretaría de Comercio, que abarca “todos los almacenes, mercados, autoservicios, supermercados e hipermercados, a excepción de las micro, pequeñas y medianas empresas”.

(Fuente: Télam.)

“No estamos interfiriendo en los precios de los supermercados, ya que cada uno va a poder poner el que quiere”, explicó Blanco Muiño, quien indicó que “acá el tema es que a partir de la publicación web van a tener que respetar los precios publicados y que aparecen en las góndolas”.

Además, subrayó que “a diferencia de lo que hacía la anterior administración, esta herramienta no es un acuerdo de precios sino que es sancionatoria”.

El incumplimiento de lo establecido en la resolución, advierte sobre el final el texto, “será sancionado conforme lo previsto en las leyes 22.802 o 24.240, según corresponda”.

Para la gente, se pondrá en marcha “una plataforma informática de colaboración ciudadana, que será administrada por la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje de Consumo dependiente de la Subsecretaría de Comercio Interior, a través de la cual los consumidores podrán acceder a la información brindada y comunicar las eventuales inconsistencias respecto a la veracidad, claridad y oportunidad de la información proporcionada por los comercios”.

“El consumidor podrá desde su celular hacer llegar su denuncia en tiempo real de aquellos precios que no se cumplen y ahí mismo se pone en marcha el procedimiento sancionatorio”, señaló Blanco Muiño, quien consultado sobre la inflación para 2016, respondió que “la meta de 25% es un buen objetivo para los años de descontrol”.

“Se supone que en dos o tres años tendremos que estar en sintonía con el índice de inflación de continente. No será fácil encontrar la meta de 25%”, reconoció el funcionario.

Por su parte, el director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas (Fesach), Miguel Calvete, evaluó favorablemente la decisión del gobierno nacional de abrir un sitio web para comparar los precios de los alimentos, pero advirtió que “con eso sólo no alcanza para combatir la inflación”.

Calvete consideró que “todavía faltan políticas integrales que se complementen entre todos los sectores para equilibrar realmente los precios y sostenerlos en el tiempo”.

Sostuvo que “facilitarle la comparación de precios a los consumidores servirá para evitar la especulación y para aumentar la competitividad”, pero subrayó que “esa herramienta por sí sola no garantiza nada, porque actualmente los supermercados ya suelen publicar en los diarios los precios de distintos productos, que luego no están en las góndolas o tienen un costo superior”.

Comentarios

comentarios