UOCRA retirara voluntariamente sus 825 obreros de la Mega Usina

UOCRA

El gremio de la construcción confirmó que acordó con la empresa Isolux Corsán.

El retiro voluntario de 825 trabajadores que estaban afectados a la Mega Usina o Central Termoeléctrica de Río Turbio, cuyas construcción se paralizó con la llegada del nuevo gobierno nacional.

El sitio web Portal de la Cuenca señala que la información fue confirmada por el dirigente local de la UOCRA, Carlos Romero, quien precisó que los retiros se concretarán entre el 15 y el 25 de febrero y que solo quedaran 229 trabajadores que mayoritariamente tienen residencia fija en Santa Cruz.

El propio Romero habría sido quien solicitó llegar a ese acuerdo en vistas del sombrío panorama que generó la cesación de pagos por parte del gobierno nacional a Isoluk Corsán, hecho que también afectó a otras empresas, perjudicando a centenares de trabajadores y al circuito económico de localidades de la cuenca carbonífera.

Esta problemática comenzó a sentirse hace pocas semanas, cuando se sucedieron numerosas manifestaciones obreras que incluyeron el bloqueo al complejo industrial en construcción.

Varios referentes políticos de Frente para la Victoria, entre ellos el diputado Matías Mazú, criticaron severamente a la gestión macrista, asegurando que esta metodología de vaciamiento financiero puede convertir a Rio Turbio en un pueblo fantasma, al tiempo que defendió con firmeza la necesidad de seguir produciendo carbón y convertirlo en energía eléctrica con la Mega usina.

En tanto, el interventor designado por Nación en la empresa Yacimientos Carboníferos Río Turbio, negó esas predicciones y destacó que por ahora se está realizando una auditoría.

En este marco, las normativas especificadas en una resolución, señalan que Zeidán tiene 120 días para realizar el trabajo y presentarlo en el despacho del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren.

“Que a los fines de cumplir con la auditoría ordenada, es conveniente requerir asistencia a la Sindicatura General de la Nación (SIGEN)”, explica la resolución.

Asimismo se establece que la auditoría a YCRT debe incluir un examen de “las actividades financieras y administrativas, el que deberá ser integral e integrado, abarcar los aspectos presupuestarios, económicos, financieros, patrimoniales, normativos y de gestión, la evaluación de programas, proyectos y operaciones y estar fundado en criterios de economía, eficiencia y eficacia”.

LOS QUE SE VAN Y LOS QUE SE QUEDAN

A todo esto, vale señalar que los 825 trabajadores especializados que aceptaron el retiro voluntario son mayoritariamente oriundos de la ciudad de San Nicolás, Provincia de Buenos Aires (al igual que el dirigente Carlos Romero) y el resto llegó desde Rosario, Santa Fe.

En tanto, los 229 que permanecerán realizando por ahora trabajos menores en la Central Termoeléctrica, tienen residencia permanente en localidades de la cuenca carbonífera.

El pago de sueldos de los mismos, dependerá de la cancelación de demoradas certificaciones de obras, lo cual dependerá específicamente de directivas que emane el presidente Mauricio Macri y del ministro Juan José Aranguren.

(Fuente: La Vanguardia del Sur.)

Comentarios

comentarios