No habría extraordinaria en la Legislatura santacruceña

camara de diputados

Es que si bien Cambiemos tiene un tercio para convocarla, se necesitan trece diputados para iniciar la sesión y el FPV ya decidió que no dará quórum. El argumento sería que prefieren aguardar al primero de marzo, cuando se espera que la gobernadora Alicia Kirchner brinde un pormenorizado detalle de la situación financiera del terruño.

La convocatoria a sesiones extraordinarias está establecida en la Constitución Provincial que, en su artículo 90, dice que podrá ser convocada por el Poder Ejecutivo “si lo requiera el interés general” y deberá ser convocada por su Presidente, “a pedido de una tercera parte de los diputados”.

Un tercio de los diputados arroja un total de ocho de las veinticuatro manos que posee hoy la Cámara y, la semana pasada, cuando se formalizó el pedido, esto se cumplió con las manos de Gardonio, Bucci, Terraz, Blassiotto, Reyes, Mestelán, Lozano y Gómez.
Pero no sólo alcanza con ese número, ya que para que la sesión solicitada para el 16 de febrero tenga lugar, ese día deberá haber un mínimo de trece diputados en sus escaños, es decir que, indefectiblemente algunos del FPV tendrían que ser de la partida y esto, no sucederá.
Días atrás, algunos legisladores oficialistas habían advertido a TiempoSur que les resultaba “innecesario” el llamado a extraordinarias, aunque esto no tiene que ver con no atender la gravedad del asunto, sino que se decidió esperar a conocer el detalle que la Gobernadora brindará en el marco de su discurso inaugural de sesiones ordinarias que tendrá lugar el primero de marzo.
Tras varios amagues que vienen desde diciembre, finalmente el pedido a extraordinaria se formalizó a comienzos de este mes, mediante una nota en la que Cambiemos pidió al vicegobernador, Pablo González, que cite al ministro de Economía, Juan Donnini, para “transparentar todos los números de la provincia” y que “se expliquen las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo”.
De todos modos, la inquietud de los parlamentarios de la oposición no es para menos. En Santa Cruz rige, desde el mes de diciembre, el decreto 0157/2015, en el cual, a través de 27 artículos, se busca reordenar el gasto público, limitando gastos, frenando los ingresos del personal, las comisiones de servicio y nuevas contrataciones del tipo que fueran.
Con ese decreto y en lo que fue su primera y única cadena provincial hasta el momento, la mandataria aseguró que la medida “tiene que ver, fundamentalmente, con elaborar un diagnóstico serio de la realidad de nuestra provincia”, tras encontrar una “pirámide muy alta de empleos públicos, que para el funcionamiento casi no existe” y recordó que la situación fue salvada “porque la Nación brindaba apoyo para evitar el quiebre de la provincia”.
Pese a los pedidos de auxilio y presuntos compromisos del poder central, el gobierno de Cambiemos no asistió a Santa Cruz para el pago de salarios (Peralta recibía alrededor de 400 millones por mes).
Empero, los legisladores del macrismo en Santa Cruz piden explicaciones acerca de los supuestos adelantos del tesoro nacional que la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, habría girado a la Gobernadora antes de terminar su mandato.

(Fuente: Tiempo Sur.)

Comentarios

comentarios