Se fracturó el Frente para la Victoria y 15 diputados crean el bloque Justicialista

bloque justicialista

El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria-PJ (FpV-PJ) se fracturó al formalizarse el alejamiento de al menos 12 de sus 95 integrantes, que formarán una nueva bancada denominada ‘Bloque Justicialista'”, e integrada, en total, por 15 miembros.

Encabezados por los bonaerenses Diego Bossio y Oscar Romero, el nuevo bloque quedará integrado por diputados del FPV-PJ de Salta, Jujuy, La Rioja, Chaco y Mendoza; además de otros tres de extracción justicialista que formaban bancadas minoritarias.

Con estas bajas, el FPV-PJ de Diputados quedará integrado por 83 miembros y continuará siendo el mayoritario, aventajando al PRO (41), la UCR (40) y el massismo (28); en tanto que la nueva bancada, con sus 15 integrantes, se constituirá en la quinta fuerza.

Sin embargo, si se toma a la alianza Cambiermos como fuerza, en el marco del acuerdo político que integran, el oficialismo reuniría, como mínimo, 92 integrantes, contra los 88 que, como máximo, sumaría el FPV-PJ junto a sus aliados.

Esta última variante, cuestionada reglamentariamente por el FPV-PJ, es a la que apelaría Cambiemos a la hora de la distribución de autoridades e integrantes de comisiones y de otras cuestiones que obedecen a la representatividad de cada fuerza política en la Cámara.

La reunión de bloque de hoy no deparó mayores sorpresas para la conducción del mismo, ya que era sabida la disconformidad de algunos integrantes y solo restaba comprobar cuantos eran, lo que se dilucidar cuando se completó la lista de ausentes.
Los 12 diputados que no participaron de la reunión de bloque se concentraron, en forma simultanea, en la sede del Sindicato de Taxistas, donde aunaron criterios para elaborar un documento que reunió 15 firmas y tres adhesiones.

Los diputados que se fueron del bloque del PJ-FpV son Diego Bossio, Guillermo Snopek, Héctor Tentor, Rubén Miranda, Gustavo Martínez Campos, Teresita Madera, Carlos Rubin, Evita Isa, Pablo Kosiner, Javier David, Oscar Romero y Nestor Tomassi.

“Queremos acompañar a todos los gobernadores justicialistas y junto a ellos garantizar la gobernabilidad de cada una de las provincias gobernadas por el PJ, realizando así, el aporte a la gobernabilidad nacional”, expresaron los diputados en el documento.

Y agregaron: “Seguiremos defendiendo los logros de la etapa que pasó, ello es parte de nuestro compromiso con todos los argentinos. Pero también es sumamente necesario reconocer errores, corregirlos y avanzar”.

La reunión, realizada en el tercer piso del bloque, “si bien tuvo momento de tensión, se realizó en un clima ameno pese a que varios legisladores expresaron su desacuerdo en cómo se estuvo manejando la conducción del bloque desde el 10 de diciembre”, confiaron a Télam fuentes partidarias.

Una de las diputadas que se mostró más crítica fue Daniela Castro (San Juan), quien expresó el malestar en diferentes sectores por la toma de decisiones, y mencionó como por ejemplo “la designación de Marcos Cleri en el Consejo de la Magistratura”.
Sostuvo que “era comprensible que siendo gobierno se expresara una lógica vertical pero que ahora como opositores debía abrirse el juego”.

Por su parte Emilia Soria (Río Negro) habría sido la voz más dura de la reunión al pedir “autocrítica a la conducción del bloque sobre el funcionamiento hasta hoy” y al pedir “correcciones para que tengan más participaciones en las definiciones los diputados que representan a las provincias”.

Los que intentaron conciliar fueron el formoseño Luis Basterra y Abel Furlan, que pidieron “entender la dificultad de toda la fuerza para emprender una lógica opositora”.

Este último, integrante de la Unión Obrera Metalúrgica, comentó que durante los últimos días habló con los dirigentes que hoy se alejaron del bloque y aseguró que no pudieron darle ni un sólo motivo de la ruptura.

En ese sentido, consideró “incomprensible que se argumente la falta de debate y de socialización de la decisiones y que no se lleven los debates a los ámbitos orgánicos”.

Recalde reconoció que existían “ciertas molestias”, pero también se mostró preocupado por el hecho de que se pida más debate “cuando los diputado no responden a los pedidos de la autoridad del bloque”.

Finalmente, según confiaron fuentes parlamentarias, “Máximo Kirchner aceptó las criticas y cuestionamientos, a las que consideró valientes y oportunas la consideraciones hechas en ese ámbito, y reconoció que al FPV le cuesta encontrar su lugar de oposición”, al tiempo que cuestionó a los dirigentes “que especulan y van por atrás”.

(Fuente: Télam.)

Comentarios

comentarios