Preocupa la falta de bomberos en El Calafate

bomberos calafate

En los dos cuarteles escasea el personal que actúa en emergencias. Las guardias no tienen más de tres bomberos por turno. Ahora se suspendió un proceso de ingreso de postulantes.

En El Calafate preocupa la falta de bomberos de la Policía Provincial. Las dos unidades de la ciudad tienen poco personal, lo que se nota en los siniestros que ocurren habitualmente.
En los incendios cada vez son menos los bomberos que acuden, lo que refleja la falta de personal.
Las guardias de las unidades Octava y Veintiuna no tienen más de tres efectivos por turno. Y en algunos casos sólo dos bomberos.
La situación se convirtió en más grave aún cuando días atrás quedó suspendido el ingreso de postulantes para bomberos provinciales.
En la villa turística se había comenzado con los exámenes psicológicos para aspirantes a bomberos de la ciudad.
Casi 150 inscriptos estaban terminando de realizar el primer examen psicológico para hacer el segundo, cuando el proceso quedó paralizado. Los postulantes no recibieron muchas más explicaciones que “la orden llegó desde Río Gallegos”.
“Nos dijeron que no se sabe qué pasará, no nos dieron fechas ni nada”, dijeron postulantes que recibieron la novedad cuando se acercaron al área de capacitación para consultar por sus exámenes psicológicos.
El comienzo del proceso para capacitar e ingresar nuevos bomberos había traído cierta tranquilidad en los efectivos locales, quienes sabiendo que si bien se tardaría varios meses, habría un incremento de personal.
Pero con la suspensión de los exámenes previos a la capacitación, la preocupación volvió a surgir. Los bomberos no saben en qué momento harán crisis.
“Ayudanos. Mirá, somos dos nomás, y uno quedó en el cuartel para atender el teléfono” le dijeron bomberos de una de las unidades al periodista de esta corresponsalía en momentos que se encontraron en un episodio de emergencia.
Son los mismos bomberos quienes dicen que no cumplen ni el mínimo requisito para poder enfrentar el incendio de una vivienda, y ni hablar si ocurriera un siniestro en uno de los cientos de alojamientos turísticos que están abiertos en la temporada alta en esta ciudad.
La Unidad 8va, el principal cuartel que tiene El Calafate, tiene sólo dos bomberos por guardia, y en el mejor de los casos pueden ser tres efectivos.
La 21ª está en condiciones similares, debiendo responder al arco sur de la ciudad, barrios ubicados en una extensa zona alta.
A la falta de personal se le suma que la ciudad se sigue expandiendo demográficamente y los bomberos ya no llegan para pagar incendios en zonas alejadas.
Los bomberos voluntarios están parados hace casi un año en su operatividad y se espera que vuelvan a la actividad en estos días para atender uno de los sectores alejados.
“Dos incendios al mismo tiempo y de uno ni nos enteraremos”, definió un bombero a la situación tan temida en estos días.
Si bien la ciudad tiene dos cuarteles, los recursos humanos y técnicos son escasos, por lo que no se puede cumplir que una unidad asista sola un incendio. “Una debe ayudar a la otra y las dos se quedan sin gente en el cuartel”, comentaron.
La Navidad llegó con lluvia a El Calafate, lo que aseguró tranquilidad a bomberos y ciudadanos. Pero en horas antes hubo una gran cantidad de intervenciones por incendio de pastizales, fruto de la pirotecnia.

Fuente: La Opinión Austral

Comentarios

comentarios