Sebastián Gómez al FP Racing

seba gomez

Los resultados, en el deporte profesional, mandan. Desde que empezó esta temporada Sebastián Gómez y el equipo GR Competición fueron en busca de más y mejores. El 2014 había terminado en gran forma, con dos podios en las últimas tres carreras, y eso le permitió tanto a unos como a otros soñar con algo superior.

Para encarar el nuevo desafío, el piloto de Río Gallegos dejó el Kía Cerato y se embarcó en un nuevo proyecto, este llamado Chevrolet Cruze. El esfuerzo, tanto como la inversión, fue mucho y por ese motivo se buscó una rápida recompensa. Esta no llegó. Al menos no como ambas partes esperaban. Claro que también en todo ese tiempo de cosecha flaca de puntos, la suerte no estuvo del lado del corredor de estas tierras. Por ejemplo, dos toques en las primeras carreras, uno gentileza de Saturni y el otro de Tuero, lo privaron de llegar a la meta.

Tras la carrera de San Luis, que marcó la media temporada, se fijó un nuevo objetivo. Este a corto plazo y sin vuelta atrás. Era mejorar o cambiar. El trabajo por ese tiempo fue bajo presión. Pero este dio resultado en Concordia, en donde más allá de no haber maravillado, el Cruze evidenció cambios sustentables, los que se vieron reflejados en su andar de todo el fin de semana. Fue como una bocanada de aire fresco, la cual renovó las expectativas de todos. Se pensó que ése era el despegue, esperado y definitivo. Pero no fue así. Fue más bien una reflejo en medio del desierto. En Concepción del Uruguay y en Alta Gracia las cosas volvieron casi al punto anterior. Ese retroceso terminó por definir algo que se venía madurando hace rato.

Cuando Gómez estaba pensando en cambiar, apareció una posibilidad para hacerlo. Grande por cierto. Y bienvenida. Recibió una oferta del FP Racing, que maneja Edgardo Porfiri, para integrar su staff de pilotos por las próximas dos carreras. El acuerdo no tardó en sellarse. Desde hace unos días, entonces, que el santacruceño es piloto oficial Fiat. Lo será por lo que resta del año.

El debut con el Línea será el próximo 15 de noviembre. Ese domingo la Clase 3 del TN estará corriendo su undécima final del año, en Posadas, Misiones. No será la única carrera que haga junto a este nuevo equipo. También estará trabajando con ellos en el evento con el que se cerrará el año. Este tendrá lugar el 6 de diciembre, en Viedma, Río Negro.

Del futuro más lejano, el 2016, todavía no hay nada concreto. Aunque sí indicios. Si le va bien a Gómez con el Línea en las próximas dos carreras, existe la posibilidad que extienda su vínculo con el FP Racing. Caso que no lo haga, seguramente volverá al Chevrolet de su propiedad, a buscar equipo y cruzar los dedos para tener una mejor campaña. En esto, por ahora, ni piensa el único representante provincial que tiene la división mayor del TN. Su cabeza está puesta en lo que viene. Tiene ganas y se siente confiado.

Yunta con Pernía

El auto que manejará por estos tiempos Gómez, es el que hasta hace poco le pertenecía, al menos la butaca, a Mauro Marino y Sergio Alaux. La squadra azzurra tiene a otros pilotos destacados defendiendo sus intereses. Uno de estos es Leonel Pernía. El “Tanito” también está haciendo su primera experiencia con el FP Racing. Lleva diez carreras disputadas y dos ganadas (la tercera en Río Gallegos y la quinta en San Jorge). Como si esto fuera poco, metió un podio en la última prueba. Fue a principios de este mes, en el Cabalén, cuando el porteño fue tercero.
En el 2014, Pernía y Gómez protagonizaron un duelo especial. Por esta época, y en el autódromo José Muñiz de esta ciudad, el hijo del ex futbolista le quitó la posibilidad al capitalino de festejar un triunfo en casa. Por ese entonces, ambos vivían una realidad diferente. Al menos en lo que tiene que ver con los autos que manejaban. El foráneo llegó a estas tierras con un Megane RS y mientras que el local se mostró con el Kia. Aquel Día de la Madre, Gómez se dio el gusto de regalarle un segundo puesto a la suya.

Volviendo al presente, Pernía está prendido en el campeonato y dependerá de lo que pase en las pruebas venideras para saber si le dan los puntos, o no, para campeonar. Gómez espera que el próximo en estar en esa linda disyuntiva sea él.

Comentarios

comentarios