Pablo Grasso asumió como el nuevo Intendente de Río Gallegos

Asuncion Pablo Grasso

El flamante jefe comunal lamentó que no llegara a la intendencia mediante el voto popular, pero alegó que se buscará respetar la institucionalidad de las organizaciones estatales. Criticó a Raúl Cantín por dejar el cargo y brindó sus expectativas.

En horas de la tarde se llevó a cabo en instalaciones del Concejo Deliberante la sesión 1° extraordinaria del 2015.  La misma fue convocada por la resolución n° 473/15, con el objetivo de considerar la renuncia presentada por el ex intendente Raúl Cantín. En la misma se tomó juramento al flamante jefe comunal Pablo Grasso, quien asumió en el Poder  Ejecutivo Municipal.

La renuncia de Cantín ingresó por mesa de entrada al Concejo Deliberante y fue tratada por los ediles  que estuvieron presente en la extraordinaria convocada por el Legislativo. Según la nota enviada por parte del ex Jefe Comunal,  “obedece esta determinación estrictas razones de salud y personales que me impiden seguir cumpliendo con las fundamentales tareas que el cargo requiere en el sistema democrático, representativo de la voluntad y decisión de los integrantes de la comunidad”. Luego de conformarse el cuerpo de comisiones y de ser puesta a consideración por los ediles, la misma fue aceptada por unanimidad.

Luego Pablo Grasso asumió en el Poder Ejecutivo Municipal como intendente de Río Gallegos. Sobre cómo deja la Municipalidad Raúl Cantín, Grasso manifestó que la Comuna la ven “con mucha preocupación,  pero con el entusiasmo de poder revertir la situación, en el marco del dialogo y poder acercar las partes, teniendo una mirada más integral de la ciudad durante este tiempo”. Por otra parte tuvo una postura crítica hacia Intendente saliente, indicando:   “es un grado de irresponsabilidad del ex intendente dejar el cargo a esta altura del partido, sabiendo las repercusiones nacionales y todo lo que puede llegar a significar”.

En tanto, ante las expectativas de la mejorar recaudaciones y buscar soluciones al conflicto municipal que lleva más de cien, declaró: “acá no hay soluciones mágicas y cada uno debe arreglar su casa con lo que ingresa y sabiendo cómo se administra”. Asimismo remarcó:  “vamos a tratar de hacerlo dentro del municipio para el bienestar de toda la población.”

Por otra parte,  adelantó que se buscará acercar a las partes en el marco del conflicto municipal, con el objetivo de reconstruir la confianza de la comunidad. De todas maneras, dijo:  “no podemos dar bajo ningún punto de vista un aumento salarial, hasta que no terminemos de ordenar las cuentas del municipio”.

En cuanto a la ayuda que reciben desde el Gobierno Nacional, remarcó que van a seguir creciendo y formar parte de la próxima etapa que viene, pero aclaró:  “no venimos con la valija de plata para arreglar las cosas mágicamente. Queremos equipar al municipio en lo económico”. Por último remarcó que desde el lunes que viene, comenzarán a estudiar las cuentas del municipio.

Comentarios

comentarios