Giselle Soler ganó primera medalla de oro para Argentina en patín artístico

Giselle-Soler

La porteña ganó la primera medalla de oro para la Argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, al imponerse en la prueba de programa largo en patín artístico, en una jornada en la que la delegación ‘albiceleste’ conquistó, además, tres preseas de plata y dos de bronce.

Giselle Soler, de 18 años, revalidó de esta forma el título panamericano en esta disciplina, que Argentina había conquistado también en los últimos dos Juegos, Guadalajara 2011, a cargo de su hermana Elizabeth Soler, y Río de Janeiro 2007, con el triunfo de Leila Vanzulli.

La delegación argentina alcanzó las nueve medallas en el torneo, luego de la de oro de Soler; las plateadas a cargo de Catriel Soto (mountain bike), rugby 7 masculino y los judocas Paula Pareto (48) y Alejandro Clara (-73, y las de bronce en canotaje (K4 500 femenino y K1000 masculino); la ciclista Mariana Díaz en BMX y el judoca Fernando González (-66kg).

Soler, que el sábado terminó primera en el programa corto, salió a la pista del Exhibition Center, donde luego se va a montar la cancha de vóleibol, en el turno número seis.

Antes lo había hecho la brasileña Talitha Haas, de gran performance. Con un vestido color crema, Soler completó una presentación de alto nivel, aunque sufrió una penalización por una caída, y quedó en el primer lugar con una puntuación de 129,9 en la prueba y un total 519,70.

La nacida en Caballito, la más joven de las ocho finalistas, superó para quedarse con la de oro a la brasileña Haas (plata) y a la chilena Marisol Villarruel (bronce).

Soler, que representó a San Lorenzo y Tristán Suárez, se consagró campeona mundial junior de patinaje artístico en la categoría Figuras Obligatorias en el Mundial de China 2013 y también fue campeona en los Juegos Odesur 2014.

“Estoy muy contenta. Seguí los consejos de mi hermana y por suerte gané. Ella me dice mostrate linda, sonreí, bailá, y más allá de una caída seguir adelante y no pensar porque los jueces no miran solo eso”, contó Soler una vez finalizada la competencia, en la que tuvo dos tropiezos y, sin embargo, recibió el puntaje más alto (se suman dos marcas, el mérito técnico y la impresión artística).

Argentina consiguió nueve medallas en patín artístico femenino en la historia de los Panamericanos: dos de oro (Leila Vanzulli en 2007 y Elizabeth Soler en 2011), tres de plata (Canela Emede en 1995, Florencia Sachero en 1999 y Melisa Linsalata en 2003) y cuatro de bronce (Claudia Di Luciano en figuras en 1987, Carolina Pogliano en figuras en Mar del Plata 95, Carolina Saldaño en libre 1987 y María de los Ángeles Rodríguez en libre 1995).

El ciclista entrerriano Catriel Soto ganó la primera medalla de plta de la jornada al obtener, con 1h32m04/100 el segundo puesto en la especialidad de mountain bike al quedar detrás del local Raphaël Gagne (1h31m14/100).

“Salí a buscar el oro desde el primer momento y Canadá, en la última vuelta me superó por errores bastante tontos que cometí”, expresó Catriel a Télam instantes después de la finalización de la prueba.

“Estuve en la punta en seis de las siete vueltas en casi toda la carrera” explicó Soto, quien representa profesionalmente al equipo español ‘Mmr Factory Racing Team’ desde hace dos años.

Soto, oriundo de Colón, Entre Ríos, definió como “altísimo el nivel de la prueba” ya que “estuvieron los mejores ciclistas de toda América con sus mejores representantes como Canadá y Estados Unidos, que estsban muy fuertes”.

La competencia se disputó en el Parque Nacional de ciclismo de montaña Hardwood, uicado a 138 kilómetros de Toronto.

Soto, campeón panamericano sub 23 en Santiago de Chile 2009, plata en el Panamericano de Puebla, México, 2012, abandonó en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

“Esto es una revancha que me debía y se la dedico a mi familia, que siempre me apoya”, aseguró Soto, quien agredeció el respaldo de la Sceretaría de Deportes de la Nación y el Ente Nacional de Anto Rendimiento Deportivo (Enard) para su preparación.
Soto se convirtió así en el tercer ciclista de mountain bike argentinio en ganar medallas en Juegos Panamericanos después de Sandro Miranda en 19995 y Darío Gasco en 2007.

Más tarde, el seleccionado argentino de rugby seven, Los Pumas 7, perdió la final por el oro contra Canadá por 22-19 y se quedó con la medalla de plata.

Como le había ocurrido en los anteriores Juegos de Guadalajara, México, 2011, cuando se incluyó en el programa al rugby de siete jugadores, el equipo dirigido por Santiago Gómez Cora no pudo con los canadienses, y cayó en la última jugada.
Argentina ganaba 19-12, pero dos tries seguidos de los locales, que contaron con mucho aliento en el Exhibition Stadium de Toronto, determinó la victoria de Canadá.

Franco Sábato abrió el marcador con un primer try 5-0, Bautista Ezcurra apoyó el segundo (con conversión de Gastón Revol) para poner 12-7 las cosas a favor de la Argentina antes de ir al entretiempo. En la segunda mitad, Santiago Alvarez hizo un try y Revol convirtió, pero Canadá dio un poco más y se terminó quedando con el oro.

Argentina formó con Fernando Luna, Santiago Alvarez, Emiliano Boffelli, Gaston Revol, Bautista Ezcurra, Franco Sábato y Axel Müller. Completaron Nicolás Bruzzone, Rodrigo Etchart, Ramiro Finco, Germán Schulz y Juan Segundo Tuculet.

En estos Juegos, Los Pumas 7 se adjudicaron su zona en esta edición de manera invicta: vencieron a Brasil, por 19 a 7; a Guyana, por 41 a 0, y a Canadá, por 21 a 7. Más temprano, apabullaron 53-0 a México por los cuartos de final.

En las semifinales, Argentina le ganó a Uruguay por 43 a 7, en tanto que Canadá venció a Estados Unidos por 26-19. Sin embargo, el oro se escapó sobre el final.

En la noche, el judoca porteño Alejandro Clara ganó la medalla de plata en la categoría -73 kilos al perder en la final con el cubano Magdiel Estrada, 27mo. en el ranking mundial.

“Se me rompió el dedo mayor de la mano izquierda en el primer minuto de la lucha y aun así estuve cerca de sacar la medalla de oro. Son cuatro años de mucho laburo que se perdió por una ‘tontada’”, expresó Clara, visiblemente emocionado, con lágrimas, a Télam minutos después de la final.

Clara, de 24 años, y ganador de la presea de plata en los Juegos de Guadalajara, México, 2011, derrotó al ecuatoriano Fernando Ibañez y luego batipo al brasileño Pombo Da Silva, en el Centro Deportivo de Mississauga, inaugurado en 1998.

“Le gané a un top ten como al brasielño, campeón panamericano, y luchando con estos tipos, que son muy buenos. Me voy con un poco de bronca pero una plata no es poca cosa. Ahora estoy triste pero mañana voy a estar mejor”, aseguró.

Clara, oro en los Juegos Sudamericanos 2010 , tercero en el Campeonato panamericano 2012 y 2013 y 65to en el ranking mundial, sumó así una nueva medalla del judo argentino en Toronto luego de la que obtuvo Paula Pareto (-48 kg) el sábado pasado.

En la mañana, los palistas Daniel Dal Bó, Juan Ignacio Cáceres, Pablo de Torres y Gonzalo Carreras, integrantes del seleccionado argentino de canotaje de velocidad, ganaron la presea de bronce en la prueba K4 1000 metros, y el judoca Fernando González obtuvo la medalla de bronce en 66 kilos al superar al venezolano Sergio Mattey.

La tripulación argentina finalizó tercera con un tiempo de 3m.02s.079/100; Brasil quedó segundo con 3m.01s.869/100 y Cuba, campeón en los Juegos de Guadalajara, México, 2011, venció con 3m.01s.744/100.

La regata, única final del día en canotaje, se disputó en Centro Panamericano de Aguas Tranquilas de la ciudad de Welland, ubicada a 119 kilómetros de Toronto.

(Fuente: Nacional Calafate.)

Comentarios

comentarios