Maestros de la luthería llegaron para trabajar junto los jóvenes músicos

Maestros de la luthería y los bronces

La presidenta del Consejo Provincial de Educación, Silvia Sánchez acompañó este fin de semana a la Orquesta del Barrio de Río Gallegos que recibió a los maestros Javier Martos Carretero y Matías Cara, quienes trabajaron junto a docentes y alumnos.

 

La presidenta del Consejo Provincial de Educación, Silvia Sánchez acompañó este fin de semana a la Orquesta del Barrio de Río Gallegos, dependiente de la Coordinación Provincial de Políticas de Inclusión Educativa del CPE, en el marco de la visita de los maestros Javier Martos Carretero y Matías Cara, quienes trabajaron junto a docentes y alumnos.

Los maestros brindaron sus conocimientos en clases y trabajos de taller que tuvieron lugar desde el sábado y hasta el lunes a la mañana. El Programa de Orquestas Infato Juveniles, es un proyecto que promueve el acceso a más y mejores bienes y servicios culturales de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Esta es la premisa que permite a los alumnos contar con el privilegio de formarse con grandes maestros, seleccionados para desarrollar las capacitaciones.

En el Colegio Provincial Secundario N° 19, sito en Los Pozos y Belgrano, el luthier Matías Cara, trabajó en el taller que actualmente se ocupa de la construcción de dos violines. Esta es su primera visita del año, pero las asistencias se repetirán algunas veces más para avanzar en la creación del instrumento que comenzó desde cero. Las tareas pueden comprender también reparaciones y restauraciones.

Siguiendo sus enseñanzas, los alumnos y Marco Antonio Zárate -luthier estable de la Orquesta- van adquiriendo los saberes del oficio. En el caso de Marco, él también tiene a su cargo la restauración de los instrumentos de cuerda frotada en el grupo, y respecto al violín que está en proceso de construcción posiblemente en unos meses ya esté listo para ser presentado en sociedad.

La propuesta del luthier Cara incluyó -en visitas anteriores- charlas para los alumnos de la Orquesta y su familia, sobre la importancia de cuidar los instrumentos. Muchos de los jóvenes músicos tienen entre 6 y hasta 15 años; en el caso de los más pequeños considera el maestro Cara que la responsabilidad no se les puede delegar pero sí que la misma puede ser compartida con la familia. “Le pedí a Mariano (Mosso, director de la Orquesta) que le expliquemos a los padres, que van a estar con los instrumentos en sus casas, los cuidados básicos”. Acompañó la explicación una presentación del paso a paso en la construcción de una viola -creada por Matías Cara para la OdB- para mostrar la fragilidad de los instrumentos.

Mientras que en el Conservatorio Provincial de Música Rvdo. Padre Eugenio Rosso, ubicado en Alvear y Chile, el profesor e instrumentista Javier Martos Carretero se reunió con alumnos de la Orquesta que tocan instrumentos de la familia de los bronces como corno, trompeta y otros del grupo.

Explicó que durante el encuentro en Lago Roca -para el desarrollo de un proyecto conjunto- se comprendió la necesidad de “brindar pautas a los instrumentistas de metal o bronces para que tuvieran autonomía en su estudio”. Agregó que “los jóvenes al no tener un profesorado con un plan de estudio, unos objetivos y contenidos, van un poco perdidos. Entonces hablando con Mariano propusimos hacer un proyecto con varios encuentros en los que ellos van a lograr adquirir una autonomía en su estudio diario para poder abordar las obras sin que esté presente el profesor”.

En cuanto a la meta propuesta, el Prof. Martos trabaja con los alumnos para que estos incorporen una base técnica instrumental. Explicó el Profesor que el músico desarrolla una tarea mitad física, mitad artística y su trabajo consiste en proporcionarles herramientas que puedan utilizar en el momento de abordar un pasaje difícil y que permitirán que detecten qué es lo que está fallando.

La apertura de Orquestas en distintas localidades de la provincia -que reúnen a cientos de estudiantes- se promueve desde el 2005.

 

Comentarios

comentarios