1.500 toneladas de cabotaje Retenidas a la espera que termine el paro aduanero

canotaje barado paro aduanero

Dirigencia regional de los trabajadores de Aduanas planteó que han dado fluidez en los pasos fronterizos por casos especiales y reprobó la actitud de gremio camionero para enfrentar la paralización.

Unas 1.500 toneladas principalmente de cabotaje e importación de carga en general se encuentran en el sector del muelle Mardones de Punta Arenas, a la espera de ser desaduanadas, producto del paro indefinido que lleva adelante la Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio de Aduanas (Anfach) y que hoy cumple su séptimo día. 
Pese a que se inquirieron detalles de esta cifra, desde el sector aduanero sólo se pudo precisar que dichas mercaderías son destinadas en este caso a usuarios de Zona Franca y empresas petroleras, entre otros. Mientras tanto desde la Empresa Portuaria Austral (Epa), se precisó que en el caso de embarcaciones que ingresaron a puerto como la nave Copihue -que estuvo atracada cuando partió el paro-, ésta ya descargó sus cerca de 200 contenedores y todo se mantiene al interior del sector Mardones sin poder salir desde el recinto.

De igual modo, la Epa señaló que está pendiente aún el ingreso de la carga para la nave Cóndor, la cual tiene programada su recalada este 27 de mayo. Por el momento, desde la entidad no se tendría información relativa a la carga que debería ser embarcada en la próxima nave y los montos asociados.

Esta paralización ha golpeado fuertemente también las ventas en el comercio local, que se ven potenciadas con los visitantes argentinos. Especialmente los locales de Zona Franca tenían sus expectativas con lo que podía ocurrir en este largo fin de semana, considerando que este lunes 25 era festivo en el vecino país. 
Pese a que La Prensa Austral intentó en varias oportunidades este lunes tomar contacto con la administración de Zona Franca para conocer el impacto que este paro ha tenido en el sector, no hubo respuestas a nuestros requerimientos.

Rechazo a propuesta del gobierno
Al margen de las cifras involucradas, la situación descrita dista de revertirse toda vez que las demandas principales de los aduaneros que apuntan a la modernización de la institución y el aumento en la dotación de planta a nivel nacional, no encontraron respuesta satisfactoria desde el gobierno. 
Según ratificó ayer el presidente regional de Anfach, Claudio Alvaradejo, la dirigencia de Aduanas objetó la propuesta emanada desde el gobierno y por ende, el paro continuará. “Hay un tema que todavía no está resuelto que es la cantidad de funcionarios que podrían entrar al servicio y tanto el gremio como la Aduana han establecido que el piso mínimo debe ser 1.000 funcionarios. Pero ese guarismo no está en la propuesta del gobierno, el cual propuso 250, razón por la cual fue rechazada”.
El dirigente agregó que “no es extraño que se haya rechazado, a pesar de que en Punta Arenas la aprobamos de forma unánime. Ya se notificó de esto al gobierno y se le envió un documento con las observaciones de éste. Podemos entender que a partir de ello, se inicia un proceso de negociación para superar las objeciones que se han hecho y ver si durante el transcurso de la semana podemos llegar a buen puerto. Mientras ello no ocurra, Aduana sigue en paro”. 
Pasos fronterizos
Mientras tanto, la situación sigue siendo compleja en los pasos fronterizos de San Sebastián y Monte Aymond, por donde circulan a diario un promedio de 300 camiones. “Y todos sabemos que la carga que va con destino a Río Grande y Ushuaia para abastecer esas ciudades, se traslada por tierra. Pero también es importante dimensionar que el domingo se encontraban detenidos en frontera 150 camiones, pero en Río Gallegos habían 300 camiones a la espera. En Río Grande la cantidad de camiones detenidos en la frontera superaba los 120, pero en dicha ciudad eran más de 400 los que esperaban salir”, apuntó Alvaradejo.
Ante la compleja situación, Aduanas se encuentra otorgando ventanas mínimas de atención en todos los controles fronterizos para cursar cargas que requieran ser movidas, como las de lácteos y frutas.

Quejas de camioneros
El sábado, el presidente de la Asociación de Dueños de Camiones, Miguel Cárdenas Salazar, se refirió al difícil momento que viven los choferes parados en los pasos fronterizos y emplazó a las autoridades a dar urgente solución a la crisis. Ello, sosteniendo que los camioneros no van a seguir esperando y no serían responsables de medidas desesperadas que podrían tomar. 
Consultado al respecto, Alvaradejo expuso que “es una actitud absolutamente irresponsable de un dirigente gremial manifestar eso. Yo lamento mucho las expresiones de algunos dirigentes de los camioneros en la región. Ellos están congregados a llamar a la calma a su gente. Debo decir con mucha responsabilidad y objetividad que ninguna de las dos asociaciones de camioneros de Punta Arenas pidió una reunión con nosotros. Ni la de Miguel Cárdenas ni -mucho menos- la de Pedro Aguilar, que son los nombres que hoy están en la palestra, pidieron una reunión para ver la situación particular de ellos”, remarcó.
Puntualizó que lo que hubo fueron conversaciones informales. “Y dentro de la informalidad, no se llega a acuerdos. Nosotros asistimos a la frontera a tener un acercamiento, pero con los choferes de los camiones, no con los dirigentes. La historia hubiera sido diferente si ellos se hubieran acercado a nosotros y hubiéramos llegado a un acuerdo inicial con mucha antelación. Ahora es inaceptable que el gremio de los camioneros se acerque a nosotros a conversar de alguna materia porque ya dimos fluidez a la frontera. De manera lenta, pero se la dimos”.

(Fuente: La Prensa Austral.)

Comentarios

comentarios