Avanza el proyecto GIRSU

girsu

El plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Universitarios, el cual lleva adelante la Unidad Académica Puerto San Julián a instancia del Municipio y el Diputado por el Pueblo, continúa desarrollándose positivamente. Carla Moscardi, referente del mismo, manifestó: “Hemos conseguido crear un hábito para reducir esa bolsa negra que va a la planta de tratamiento. Ahora apostamos a hacerlo en toda la localidad”.

El proyecto GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Universitarios), el cual en un principio comenzó a realizarse de manera conjunta entre el Municipio y la Unidad Académica San Julián, continúa llevándose a cabo día a día en busca de mejorar el tratamiento de los desechos de la localidad. La Ingeniera Carla Moscardi, referente del plan, manifestó que todo marcha viento en popa:  “El planteo del grupo de trabajo ha sido empezar por casa, por lo que comenzamos por la institución en la que trabajamos todos los días. Esto se está implementando en varias localidades del país. Tiene que ver con el tratamiento y gestión de residuos de manera integral, que permite una mejora en la calidad de vida y protección del ambiente en la disposición final de los mismos”, comentó en diálogo con la Radio Municipal (FM 99.5).

Por otra parte, Moscardi sostuvo que la idea es ir ampliando el abanico de entidades adheridas al proyecto: “Lo que hacemos acá es separar los residuos en función de los que pueden ser reciclados y los que son orgánicos. Y minimizamos lo máximo posible aquello que va en esa bolsa negra a la recolección municipal. Nuestro objetivo principal es hacer un trabajo de transferencia hacia otras instituciones educativas para que esto tenga un efecto multiplicador y positivo para la comunidad de Puerto San Julián”.

La buena predisposición del personal de la UASJ, invita a pensar que se podría avanzar a nivel ciudad. “Es gratificante, porque desde este ámbito siempre hablamos desde la teoría, desde concepto, y lo que hemos conseguido es aplicarlo. A grandes rasgos, lo que se ha logrado en esta institución es reducir la gran cantidad de basura que ingresa al circuito municipal. ¿De qué manera? Separando papel, cartón, plástico, aluminio, metales y demás. De esta forma ya va clasificado a la planta de tratamiento de la localidad. Lo orgánico lo utilizamos para la chacra de la unidad para realizar compost. Lo más importante que hemos logrado es el cambio de hábito y ahora apostamos a hacerlo en toda la comunidad”, concluyó.

Si bien, el tratamiento de los residuos es algo complejo y que requiere de la colaboración vecinal, en esta nueva etapa del tratamiento integral de los residuos sólidos urbanos en la localidad se intentara de incorporar nuevos hábitos que permitan separar en origen un porcentual de residuos, generando una acción cotidiana y sostenida que pre clasifica ahorrando tiempo, energía y presupuesto.

Comentarios

comentarios