Dos muertos y tres heridos en fatal accidente en El Calafate

accidente el calafate

Dos muertos y tres heridos es el saldo del accidente del Paseo Costero. Fue al terminar una jornada en la que hubo rugido de motores en diferentes puntos de la ciudad de El Calafate.

La noche del sábado y madrugada del domingo no podía terminar de otra manera.  El accidente del Chervolet Astra en el Paseo Costero fue el corolario de una noche de adrenalina, inconciencia y falta de controles.

En los barrios y el centro de El Calafate hubo otros tantos “Astra” que rompieron el silencio de la noche con aceleradas y frenadas.

No son pocos los vecinos que cuentan diferentes episodios vividos entre la noche del sábado y la mañana del domingo con vehículos de cuatro y de dos ruedas que se movían como si cada calle fuera el trazado final de un circuito.

Poco antes del accidente, un vehículo fue secuestrado y su conductor demorado por la policía por estar conduciendo a exceso de velocidad, en plena avenida del libertador, y en aparente estado de ebriedad. “A ese alcanzamos a pararlo, sino se iba a pegar un palo”, comentó un policía a Ahora Calafate.

Pero a Claudio Alejandro Vernio nadie lo paró, ni siquiera amigos ni familiares pudieron convencerlo que estaba haciendo algo que no correspondía y que podía traerle consecuencias a otras personas como a él mismo.

Su andar a alta velocidad ya era conocido por propios y extraños, y había sido motivo para más de un reto por personas de su entorno.

Pero el conductor siguió sintiéndose omnipotente y creyendo que nada le pasaría, como muchos que en las mismas horas despertaron vecinos en diferentes barrios, con el rugido de motores.

Finalmente pasó. Vernio de 28 años se mató conduciendo su auto a más de 100 kilómetros por hora, y con él se llevó la vida de su cuñado de 15 años Nahuel Farías.

En estas horas la policía intenta conocer los detalles. Los primeros testimonios indican que Vernio y el chico Farías salieron juntos durante la noche del sábado. En su casa quedó la esposa del conductor y hermana del jovencito, junto a su bebe de pocos meses de vida.

Con el trascurrir de la noche, al auto se subieron Camila Álvarez de 15 años, Denalin Mansilla de 17 años y José Vivar de 26 años (hijo del Juez Municipal de Faltas).

Los tres jóvenes permanecen internados en el hospital local con varias lesiones, pero fuera de peligro.

Ahora, policía y justicia esperan que estén en condiciones de dar su testimonio para que cuenten lo sucedido.

Informalmente ya comenzaron a trascender los primeros datos, por ejemplo, los dichos de Denalín que indican que le reclamó al conductor por la alta velocidad, y que este hizo lo contrario acelerando aún más. Ella contó que le dijo “Paraaaa”.

Ahora Calafate conoció que un testigo que vio pasar el automóvil en el paseo costero le dijo a la policía que el Astra transitaba como mínimo a 140 kilómetros por hora, al momento del accidente.

El hombre que hizo el relato, fue el mismo que avisó a la comisaría segunda sobre el accidente ocurrido a las 7:10 de la mañana del domingo.

El automóvil llegó hasta el final del paseo y tomó la mano que tiene dirección desde el este al oeste. Superó una recta y una leve curva para luego descontrolarse por alguna razón que aún no es conocida. El auto se cruzó y sus ruedas se trabaron, y así recorrió casi 50 metros, hasta subirse al boulevard y pegar contra el poste metálico del alumbrado, partiéndose en dos, justo a la mitad. Todo ocurrió en fracción de segundos.

Como lo vienen mostrando las imágenes de Ahora Calafate, la parte delantera del auto quedó enredada en la fina torre del tendido eléctrico. El motor voló entero unos 15 metros hacia adelante, sobre la otra mano. La otra mitad del automóvil quedó separada casi dos metros, por delante de la trompa que quedó pegada al poste.

Al llegar al sitio médicos y enfermeros no tuvieron tiempo para observar el estado del vehículo, por la urgencia para atender a los accidentados, cosa que si hicieron más tarde bomberos y policías. Los uniformados trabajaron en el caso sorprendidos por el resultado del fuerte impacto.

Además de quedar cortado en dos mitades, al auto no se lo reconocería como tal si no fuese por las ruedas, que quedaron hacia arriba.

Además de los testimonios de los jóvenes que quedaron con vida, para saber qué fue lo que sucedió, se debe esperar la autopsia del conductor, lo que permitiría saber, entre otras cosas, si había ingerido alcohol o alguna otra sustancia.

Mientras tanto, el caso conmociona por la pérdida de dos jóvenes vidas, impacta por la crudeza de los hechos, es usina de opiniones de toda clase y tenor, y se convierte un disparador más para hacer cambios de acciones y actitudes en una sociedad que sigue entendiendo a las normas como elementos invisibles o inexistentes, y no como herramientas de autoprotección.

Parte Médico

El finalizar el domingo, autoridades del hospital local dieron a conocer el parte médico de los jóvenes atendidos.

Nahuel Farías (15) había ingresado con trauma grave de cráneo, fractura de base de cráneo, fractura de órbita, lesión axonal difusa y hematoma laminar subdural. Entre otras lesiones graves también tuvo una fractura expuesta de miembro inferior derecho y de antebrazo derecho, más una grave lesión en su pierna izquierda con pérdida de músculos. Falleció a las 18.10 Hs.

José Vivar (26). Herida grave de pie izquierdo con fractura expuesta de calcáneo y lesión severa de partes blandas. Se realizó intervención quirúrgica de urgencia por servicio de traumatología. Continúa en internación.

Micaela Álvarez (15) ingresó con fractura de pelvis, luxación sacroiliaca izquierda, y tiene un plan quirúrgico diferido. Continúa en internación.

Denalín Mansilla (17) ingresa con policontusiones y trauma en miembro inferior derecho. Continúa en internación.

(Fuente: Ahora Calafate.)

Comentarios

comentarios