El Concejo Deliberante celebró 103° años de vida institucional

103° Aniversario consejo delibertante

El concejal Pablo Grasso, Presidente del Honorable, presidió esta mañana los actos oficiales por el 103° Aniversario de la Creación del Primer Concejo Municipal de Río Gallegos.

Acompañaron la ceremonia el Cónsul de Chile, Jorge Salinas Paredes, los diputados Mario Metaza, Selsa Hernández, Héctor Roquel, y Juan Martín Paiva, los concejales Juan Carlos Figueroa, Rosana Larcher, Pablo Fadul y Jorge Gareca, los concejales mandato cumplido José Luis Gomez y Antonio Aguila, representantes de las fuerzas armadas y de seguridad, secretarios municipales, personal del Concejo Deliberante y público en general.

Los actos se realizaron en la rotonda ubicada en la intersección de la calle Lisandro de la Torre y Gendarmería Nacional. Allí, con el acompañamiento de la Banda del Regimiento de Infantería Mecanizada N° 24, quien interpretó la canción Aurora, los concejales izaron el pabellón nacional.

A continuación se invitó a los presentes a entonar las estrofas del himno nacional argentino y con posterioridad se solicitó un minuto de silencio por los concejales fallecidos, especialmente por la edil Santamariña, fallecida el pasado 30 de marzo.

Grasso en su discurso agradeció a las autoridades municipales, diputados provinciales y nacionales, y ex concejales con responsabilidades en distintos estamentos del Estado, a las fuerzas de seguridad quienes siempre los acompañan “en todo y en cada momento a pesar de algunas dificultades provisorias y circunstanciales”, y al cónsul de Chile que “siempre acompaña cada política de desarrollo impulsada desde el Concejo y la ciudad”.

Afirmó: “Hoy Río Gallegos está viviendo un momento importante como es el fortalecimiento de la democracia. Fortalecimiento en una institución que cumple más de 100 años” y agregó que el Concejo Deliberante es un lugar grande no por sus dimensiones sino “por el esfuerzo que pone cada uno de sus trabajadores, quienes sienten el edificio como propio, cuidándolo, respetándolo y fortaleciendo a uno de los lugares que constituye la caja de resonancia política de Río Gallegos”.

Luego, el titular de la sede legislativa agradeció a las generaciones anteriores de concejales, señalando que con su trabajo hicieron que la tarea de quienes hoy ocupan el Concejo Deliberante sea más fácil ya que han trabajado para que la sede legislativa “no sólo sea un lugar para la aprobación de ordenanzas y resoluciones, sino también un lugar  para atender las demandas y reclamos de los vecinos y así transformar a Río Gallegos en una ciudad más justa y equitativa, con muchas más oportunidades”.

Finalmente, Grasso expresó su satisfacción por la cantidad de vecinos que se acercaron al acto y más aún por la presencia de los empleados legislativos, “que han entendido que los concejales y empleados pasan y lo que queda es una institución de 103 años que está muy confiada y muy fortalecida”.

“Quiero agradecer todos los buenos y malos momentos, porque en cada uno de ellos hemos aprendido a superarnos, fortalecernos y entender que la comunidad la conformamos entre todos, la construimos entre todos y la tenemos que seguir cambiando entre todos. Muchas gracias y muy feliz aniversario”, concluyó.

Como cierre del acto, la escuela de danzas nativas Amakaik exhibió una muestra de baile y al finalizar la misma, el concejal Grasso les entregó una bandera de ceremonia, a modo de donación.

Comentarios

comentarios