Alcoholizados en el Hospital: cada vez son mas chicos

Hospital El Calafate

En mayoría son llevados por la policía. Médicos y enfermeros son agredidos por los mismos jóvenes. Los números de casos van en aumento y la edad en descenso. “Cada vez son más chicos”, dice la jefa de guardia.

En la guardia del hospital local cada vez son más los jóvenes que ingresan alcoholizados, y entre ellos cada vez son más los menores de edad.

En la mayoría de los casos son chicos que van de los 15 a los 25 años de edad, los que llegan a la guardia llevados por la policía porque minutos antes protagonizaron peleas, disturbios o fueron apresados cometiendo contravenciones o delitos.

El mayor caudal de ingresos se da los fines de semana, en horas de la madrugada, aunque los profesionales médicos advierten que también comienza a ocurrir los días lunes, como una prolongación de los días no laborales.

Una rápida estadística indica que hay un promedio de una atención de joven alcoholizado por noche, y los fines de semana la cantidad puede subir considerablemente, hasta atender de 3 hasta 10 jóvenes.

La jefa del Servicio de Guardia del hospital local, doctora Silvia Solís, confirma que la situación es preocupante, desde varios aspectos.

“El ingreso de menores es preocupante, porque cada vez son más chicos. En los últimos tiempos de ven chicos de 13 y 14 años”, confirmó la profesional.

“A veces me pregunto si chicos de 14 o 15 años tienen tanto dinero para comprar tanto alcohol”, comenta la doctora que lleva varios años en el servicio de guardia, y que junto a colegas y enfermeros ve que los números van en aumento cada fin de semana.

Al momento de atender a los jóvenes los médicos consultan qué tomaron. La doctora Solís comentó que la mayoría dice haber consumido cerveza, y que unos pocos comentan haber mezclado con bebidas tipo “energizantes”. La mayoría niega el consumo de droga, aunque a veces los médicos conocen sus antecedentes y saben que ingirieron las ilegales.

Pero no siempre los médicos y enfermeros pueden tener respuestas de los jóvenes. “Los trae la policía así que no es que llegan tranquilos.  A veces se ponen muy agresivos y nos da miedo. En varios casos nos han agredido, especialmente a los enfermeros, por ejemplo al momento de colocarles una vía (suero)”, relató.

La Jefa de Guardia  comentó que también ocurre que al día siguiente algunos jóvenes son llevados por sus padres, por ejemplo por presentar vómitos, a raíz de la cantidad de alcohol tomada durante el fin de semana.

Al hablar en una entrevista con el programa Turno Mañana de FM Dimensión, la doctora Solís también comentó que por lo que cuentan los mismos chicos, comienzan a consumir alcohol en la llamada “previa”, antes de salir a algún boliche. Lo hacen en la casa de uno de los integrantes del grupo, y es el inicio de un largo tiempo de consumo. “Van migrando hasta las siete de la mañana, son muchas horas de consumo de alcohol”, comentó.

Energizantes

Sobre el efecto de que causan las bebidas “energizantes” la doctora explicó que se debe tener en cuenta que las bebidas alcohólicas son depresoras del sistema nervioso central, mientras que las energizantes son estimulantes. “Son bebidas muy contrarias una de otras”, comentó.

Para dar un ejemplo, la doctora Solís describe que la mezcla de ambos tipos de bebidas hace que el joven no se sienta alcoholizado, aunque lo esté, y por demás.

Las “energizantes” tienen grandes concentraciones de cafeína, lo que lleva a que cada lata sea comparada con unas seis tazas de café.

Al combinarlas con alcohol el efecto puede ser mucho más que una simple estimulación de los sistemas. La doctora llama la atención diciendo que en casos de personas que padecen patologías cardíacas sin saberlo, las consecuencias pueden muy graves y hasta letales.

Como informó Ahora Calafate, en el Concejo Deliberante está en estudio una ordenanza para prohibir la venta de bebidas energizantes en locales nocturnos. Pero en realidad no es el consumo de esas bebidas lo que preocupa a los médicos, sino que es la ingesta de alcohol de alcohol, en cualquiera de sus combinaciones.

“Es muy preocupante, el ingreso es cada vez mayor”, dijo la doctora Solís respecto a la cantidad de casos que se atienden en la guardia hospitalaria.

(Fuente: Ahora Calafate.)

Comentarios

comentarios