Bilbao destacó avances en la lucha contra el hambre

Jorge Romano - Carla Campos Bilbao

Campos Bilbao destacó avances en la lucha contra el hambre en América Latina y el Caribe.

La Secretaria de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carla Campos Bilbao, destacó que “en 16 de los 33 países de América Latina y el Caribe se ha alcanzado la meta de reducir a la mitad el porcentaje de las personas que padecen hambre”.

A un año de cumplirse el período fijado por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015) en el marco del Foro del Frente Parlamentario contra el Hambre, Campos Bilbao señaló la importancia de “impulsar mediante políticas públicas y legislación específica, el desarrollo de la agricultura familiar como factor decisivo para garantizar el abastecimiento de las poblaciones urbanas y propender a la eliminación del hambre en el continente”.

En ese sentido, resaltó que en la región “todavía padecen hambre 47 millones de latinoamericanos y caribeños”. Ese es uno de los temas centrales del debate en el quinto Foro del Frente Parlamentario, que se lleva a cabo entre hoy y mañana en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana.

En el mismo participa la Sección Nacional Argentina de la Reunión Especializada para la Agricultura Familiar (REAF), a cargo de Campos Bilbao. En su representación, expone en el Foro el Secretario Técnico de la REAF, Fabián Sislián. También son parte del encuentro integrantes de la sección Argentina del Frente Parlamentario contra el Hambre, como los diputados Gastón Harispe, Luis Basterra, Andrea García y Claudio Lozano.

Para Campos Bilbao, un aspecto central para alcanzar el objetivo de una América Latina y el Caribe sin hambre es “el desarrollo acciones conjuntas y coordinadas entre los poderes ejecutivos y legislativos en cada uno de los países”.

En ocasión de la XXI REAF, llevada a cabo en la ciudad misionera de Posadas en junio pasado, una delegación de parlamentarios latinoamericanos del Frente Contra el Hambre hizo entrega a Campos Bilbao -en su carácter de Coordinadora Nacional de la REAF- una Declaración en la que se manifiesta “la voluntad de promover activamente en los países miembros una agenda legislativa que interpele los intereses de los agricultores familiares de cada país” y “fortalecer el diálogo político en los parlamentos nacionales de la región alrededor de la agricultura familiar”.

Los logros en la lucha contra el hambre en la mayoría de los países de la región se explican por la combinación de políticas de transferencia directa sobre quienes se hallaban en la extrema pobreza, tanto los sujetos de la pobreza estructural como aquellos empobrecidos por las políticas neoliberales”, remarcó la funcionaria de la cartera que conduce Carlos Casamiquela.

También valoró la implementación de ”un conjunto de decisiones políticas macroeconómicas y de ingresos centradas en la recuperación del empleo decente y el consumo, que dieron forma a proyectos nacionales que interpelaron a la matriz productiva que era exclusiva para unos pocos y excluyente de las mayorías populares”.

En el quinto Foro del Frente del Frente Parlamentario contra el Hambre, más de 70 parlamentarios de 18 países del continente destacaron la potencialidad que posee la agricultura familiar para abordar el problema del hambre que afecta a millones de personas en América Latina. Y remarcaron que se trata de un sector que produce la mayoría de alimentos para consumo local, en cantidades que a menudo superan las necesidades de toda la región.

El Frente Parlamentario contra el Hambre de América Latina y el Caribe surgió en el año 2009, como una respuesta a la necesidad de abordar, desde el ámbito legislativo, la incidencia en la construcción de marcos normativos adecuados para la erradicación del hambre en la región.

Dicho esfuerzo se enmarca en la Iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre (IALCSH), un compromiso impulsado por los países de la región, con el apoyo de la FAO, para lograr una región libre de hambre en el año 2025.

El objetivo del Foro se centra en el fortalecimiento del compromiso político para la elaboración, el desarrollo e implementación de marcos normativos tendientes a la realización del derecho a la alimentación adecuada, en el marco de la lucha contra el hambre, la inseguridad alimentaria, la desnutrición y la pobreza.

Comentarios

comentarios