Martín Pérez explicó la provocación del programa “Top Gear”

Martin Perez

“No es casual la patente, como tampoco son casuales los buques de guerra apostados alrededor de las Islas.”

El Diputado Nacional por Tierra del Fuego, Martín Pérez, en diálogo con Todas las Voces, explicó cómo se vivió la provocación del programa inglés “Top Gear” y las acciones que se tomarán al respecto: “Lo vivimos como una gran provocación, como un hecho lamentable que vinieron a causar un grupo de personas que poco le importó el sentimiento y el dolor de nuestro pueblo con respecto a Malvinas” y descartó rotundamente que la conflictiva placa de uno de los automóviles (H982 FKL) se trate de una coincidencia. Pérez confirmó que se presentará un proyecto en la Cámara de Diputados para repudiar formalmente al programa y que se trabajará junto a la Cancillería Argentina: “Esto no termina acá”, afirmó a LU23.

En vivo a través de Todas las Voces, el Diputado Nacional por Tierra del Fuego, Martín Pérez, confirmó al programa que “hoy presentamos en la Cámara de Diputados un Proyecto de Resolución que expresa el más categórico repudio a la provocación realizada a la memoria de los caídos, combatientes de la Guerra de las Islas Malvinas y a todo el pueblo argentino, perpetrada por la productora del programa televisivo Top Gear de la emisora británica BBC durante el rodaje del ciclo en territorio de la Provincia de Tierra del Fuego”.

Con respecto al proyecto explicó: “Esperamos poder tratarlo en la Cámara de Diputados el próximo miércoles y poder contarles y explicarles a los parlamentarios de otras provincias lo que sucedió” y agregó: “Esto no termina hoy, va a tener alguna implicancia, ya estamos en contacto con la Cancillería” y aclaró: “Estamos enmarcados dentro de una política exterior y de paz y diálogo con Inglaterra en especial con respecto a Malvinas, por eso vamos a obra en consecuencia en este sentido”.

Por otro lado Martín Pérez señaló a LU23: “Lo vivimos como una gran provocación, como un hecho lamentable que vinieron a causar un grupo de personas que poco le importó el sentimiento y el dolor de nuestro pueblo con respecto a Malvinas. Para los patagónicos en especial el sentimiento de Malvinas es muy fuerte” y aclaró: “En general el pueblo ha obrado de manera ejemplar, porque en otras circunstancias podría haber ocurrido algo grave” y recordó: “Acá hay gente mayor, gente que vivió la guerra y que perdió familiares en Malvinas”.

En este sentido, reconoció a LU23: “Nosotros no avalamos la violencia de ningún tipo y tampoco la justificamos. Esto fue una situación que se fue de las manos” y lamentó: “Me da indignación que algunos medios sólo se focalizaron en el incidente de Tolhuin y no en el hecho en sí de la provocación por parte de los ingleses. Han tenido la suerte de irse custodiados por la policía provincial. Si un argentino hace algo así en Londres quiero ver qué es lo que puede pasar”.

Pérez confirmó a través de LU23 que la provocación no sólo se cerró en la patente: “Se generaron algunas situaciones que no trascendieron como la de patente, los integrantes de esta productora además tenían banderas Inglesas por todos lados y cantaban a viva voz Dios Salve a la Reina. Otra de las patentes por ejemplo tenía el número de la cantidad de bajas argentinas durante el conflicto” y agregó: “Sabemos que este mismo programa ya ha sido repudiado de igual manera en otros países por situaciones similares”.

Por último Pérez destacó en referencia a la excusa esgrimida por la producción del programa de que se trataba de una casualidad y que la placa era la original del vehículo: “No es casual la patente, como tampoco son casuales los buques de guerra apostados alrededor de las Islas (por Malvinas)”.

Top Gear, un programa con múltiples cuestionamientos. Este año, el ente regulador de los medios de comunicación del Reino Unido consideró que Top Gear violó el código de emisiones luego utilizar un término racista en un programa filmado en Birmania. Anteriormente había sido Hammond el que se había referido a los autos mexicanos como perezosos y que reflejaban las características nacionales: “perezosos, patanes, flatulentos con bigotes, recostados en una valla medio dormidos, mirando un cactus envuelto en una cobija con un agujero en el medio”.

Por supuesto que Clarkson, el más ácido de los tres, no se iba a perder la oportunidad de mofarse de los mexicanos. El resultado: Top Gear fue levantado de la televisión mexicana y la BBC recibió una queja formal de la embajada mexicana en el Reino Unido, a la que tuvo que responder con un pedido de disculpas.

 

Comentarios

comentarios