Obispo se reunió con gremios de la salud

obispado de rio gallegos

Monseñor Miguel Ángel D’Annibale, Obispo de la Diócesis de Río Gallegos, que abarca las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego, junto con el Capellán del Hospital Regional, Pbro. Fabián Videla y los Equipos Diocesanos de Pastoral Social y de Pastoral de la Salud se reunieron el día lunes 30 de junio con profesionales y trabajadores de la salud.

El espacio de diálogo continúa el camino iniciado el año pasado con reuniones similares en Río Grande y Ushuaia. Las mismas se inscriben en el marco de las Orientaciones Pastorales “Vida” y “Compromiso Social” asumidas en la Asamblea Diocesana de 2012.

En la sede del Obispado participaron de la reunión Profesionales Independientes de la salud y referentes de los gremios ATSA, ATE, APAP y APROSA.

Al comienzo del encuentro se dio lectura a un texto de la Carta Apostólica Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio) del Papa Francisco en la que invita a la Iglesia a asumir el compromiso de la escucha y el acompañamiento de los temas sociales. Siguiendo esas pautas se invitó a abordar la temática compartiendo las fortalezas y las debilidades del sistema sanitario provincial.

A pesar de ser los presentes un grupo diverso, lo expuesto fue coincidente. Se destacó que la mayor fortaleza del sistema de salud son las personas que en él trabajan, el aporte humanoque lo mantiene en funcionamiento. Se advirtió que la debilidad es la ausencia de una planificación que establezca prioridades y por ende la inexistencia de una política de salud provincial.

Los participantes comentaron al obispo y a los Equipos Pastorales la presencia de cuatro sistemas de salud paralelos –uno perteneciente al Estado Nacional, dos al Provincial y el restante privado- independientes y en modo alguno articulados, la falta de estadísticas reales, el éxodo a gran escala de profesionales, comprometiendo seriamente el funcionamiento y atención de los enfermos.

Se valora la inversión en equipos e instrumental pero es necesario que simultáneamente se capacite al personal adecuado. La falta de insumos –desde los básicos hasta los más específicos- también son cuestiones alarmantes, que ponen en riesgo la praxis médica y la vida de los pacientes. Asimismo, se observó que cada vez hay menos política de prevención y falta de preparación de quienes ocupan algunos cargos gerenciales.

Sobre el final de la reunión todos los presentes coincidieron en la importancia de encontrarse y dialogar para buscar soluciones en conjunto.

Mons. D’Annibale se comprometió a replicar estos encuentros en las distintas localidades de la diócesis durante sus periódicas visitas pastorales, a fin de generar espacios de diálogo y escucha, como así también pensar juntos alternativas de solución, dado que la salud es un tema de vital importancia para el desarrollo de los habitantes de las dos provincias.

Comentarios

comentarios