99 años de vida y cientos de historias para contar

MDS - CUMPLE 99 DE ADELA MORALES

El Hogar Diurno se vistió de fiesta para recibir los noventa y nueve años de Adela Morales que asiste a este hogar desde hace una año y medio y que se encuentra coordinado por Roxana Zalazar, quien además se refirió a las distintas actividades que se realizan en este sitio.

 

Roxana Zalazar directora del Hogar Diurno de Abuelos “Recuerdos Compartidos” decía: “Hoy es un día especial para nosotros, Adela Morales está cumpliendo sus 99 años, así que queremos agasajarla de la mejor manera y que ella sienta cuanto la queremos. Ella hace un año y medio que asiste al hogar”.

En cuanto a las actividades previstas para el día de hoy, detalló: “Hoy por el cumpleaños vamos a tener baile, torta, té, gaseosa y todo lo que a los abuelos les gusta y pensamos celebrar con todos los abuelos”.

Este Hogar Diurno le brinda cuidados a 38 abuelos incluidos en el listado y en cuanto a las actividades expresó: “Tenemos actividades todos los días como por ejemplo dictado de clases por parte de la maestra Rosana y el profe Gustavo los hace cantar con su guitarra y Antonia les da clases de manualidades”. Este Hogar cuenta con 10 o 12 monitores que se ocupan de atender diariamente a los abuelos

Adela Morales con sus 99 años y lúcida dijo: “Estoy contenta, porque son muy buenos. Los quiero a ellos y ellos me quieren a mí. Yo estaba solita en una casa y ellos me fueron a visitar y me vine contenta porque me hice amiga de todos. Yo soy buena, he trabajado en muchas partes. Fui empleada, no tengo escuela pero se hacer muchas cosas y también trabajé en Buenos Aires con una familia de Irigoyen, la hermana de Irigoyen durante 25 años y siempre las iba a visitar pero después falleció”.

Y contó: “Yo vine a Río Gallegos en el 46` y cuando llegué entre al hospital, empecé a caminar hasta que dije “yo voy a entrar” y así iba todos los días y gasté zapato hasta que un día el jefe me dijo que vaya al hospital a las siete y en esa época estaban las monjas vicentinas y ellas me tomaron. Yo les dije que me den un cepillo o un trapo, lo que sea y ahí quedé durante 25 años en el Hospital. Estoy contenta de estar y agradezco todo esto porque son todos muy buenos”

 

Comentarios

comentarios