San Miguel sigue adelante con el basquet

club san miguel

Desde la desaparición de la añorada Liga Patagónica, que los equipos patagónicos de Argentina y Chile no se enfrentan en una competencia oficial. Y eso que los intentos por hacerlo fueron varios. Sobre todo por parte de los representantes de esta parte de la frontera, quienes insistieron casi hasta el hartazgo para que sean tenidos en cuenta dentro de su competencia anual. Fueron varias las visitas de por ejemplo, Roberto Carballo (ahora radicado en Córdoba) o Eduardo “Chino” Aguilar, a la capital magallánica para intentar abrir de una vez por todas la frontera competitiva que separaba a unos equipos de otros. Y no sólo eso, el pedido se extendió en cientos de mensajes vía correo electrónico u horas al teléfono. Pero la resistencia se sostenía en el tiempo de manera impoluta. No había caso, nada hacía cambiar de parecer a los dirigentes del vecino país, quienes se mantenían firmes en su decisión. Pero de tanto insistir, finalmente los hermanos magallánicos abrieron una puerta. Fue a principios de este año. Los encargados ahora de seguir la tarea que empezaron Carballo y Aguilar fueron Alejandro Roldán y Gustavo Segovia. Ambos hicieron un primer viaje en febrero. Allí, felizmente, hicieron un pre-acuerdo para que estos incluyan al Club San Miguel dentro de sus actividades competitivas. Pero al poco tiempo de esta reunión, desde el otro lado de la cordillera, llegaron noticias no muy buenas. Que volvían a fojas cero las tratativas. Es que la Federación de Punta Arenas había renovado sus autoridades y las nuevas no se mostraron abiertas, al menos al principio, a aceptar el acuerdo firmado por sus antecesores. Eso obligó a un nuevo viaje. Este se dio en marzo pasado. Otra vez Roldán y Segovia fueron a convencer a los ahora capo del básquet magallánico. Lo volvieron a hacer. Con lo cual quedó establecido que los equipos argentinos podrían participar de la presente temporada de la Liga Federada de Punta Arenas. Solo faltaba entonces meter mano en el calendario y armar el fixture para que el santo realice su primer viaje y debute en dicho certamen. Eso sucederá este fin de semana. Las categorías involucradas en este acuerdo competitivo son U-13, U-15 y U-18 de ambas ramas. Claro que también se inlcuyó a la división más chica, los Mini, que acompañarán a los más grandes a modo de encuentro. Las tratativas iniciadas por el santo le abrieron las puertas también a Hispano Americano. Con lo cual, los dos equipos riogalleguenses estarán representando al básquet de esta parte de la región. Por el lado de los chilenos, alguno de los equipos que juegan dicha competencia son Inacap, Umag, Sokol y Español. La primera fase se jugará bajo el formato de grupo único, todos contra todos, a dos rondas. Durante esta, los equipos santacruceños no sólo jugarán en condición de visitante sino que también, en alguna de las fechas, deberán recibir a los quintetos magallánicos. La competencia se extenderá hasta octubre-noviembre de este año y será una prueba a futuro. De resultar bien, podrá asegurarse su continuidad en el tiempo. De no hacerlo, cada uno volverá a su realidad local.

 

Las chicas, pioneras

La temporada pasada, el equipo de Primera de la rama Femenina, participó del Torneo Comercial de Punta Arenas. Lo hicieron demostrando un buen nivel dentro del campo de juego como así también un comportamiento ejemplar afuera. Sin dudas, esta buena imagen que dejaron las chicas más grandes del santo, influyó para que los dirigentes del básquet del vecino país cambiaran su postura con respecto a la inclusión de los nuestros. San Miguel cumplió con todos los requisitos previos para poder participar de esta competencia, viajó varios fines de semana durante el año para poder jugar los partidos y lo hizo compitiendo en un clima de absoluto fair play. A tal punto que no se quejó cuando desde la organización se les planteó la posibilidad que jueguen pero sin el beneficio de participar de las finales del torneo. Sólo pudieron jugar la etapa regular. Igual, el objetivo del santo, al menos en este primer año era jugar. Con lo cual, al poder hacerlo, estaban por demás hechos. Con el recuerdo de aquella buena experiencia, las chicas de Primera volverán al ruedo este año. Jugarán, entonces, su segunda liga comercial chilena de manera consecutiva. Esto se suma, a lo que harán las divisiones inferiores en la Liga Federada.     

 

Gran esfuerzo

Para poder competir del otro lado de la frontera, el club San Miguel deberá hacer un esfuerzo enorme. Principalmente las familias que lo conforman. Es que el santo deberá costear por sí solo todos los gastos que acarree el viaje y la estadía, por un par de días, en la capital magallánica. Para poder hacerlo, ya se empezaron a hacer algunas actividades destinadas a recaudar fondos. Esto sumado al aporte de los padres, permitirá la participación del conjunto capitalino en la Liga Federada vecina.  

 

Siguen convocando

Desde febrero pasado que las distintas categorías se encuentran entrenando. A casi tres meses de aquel comienzo, los equipos, tanto de varones como mujeres, siguen con su preparación. A falta de un espacio propio, lo están haciendo en distintos gimnasio a lo largo de esta ciudad. Los interesados en sumarse a la gran familia santa pueden hacerlo concurriendo, principalmente a la sede San Martín del Boxing Club, en el horario de 18:00 a 21:00, para informarse con respecto a las distintas actividades que ofrece esta entidad. Además de lo que son los entrenamientos para las Divisiones Inferiores, también se encuentra trabajando el grupo de Primera, de ambas ramas, y otros destinados a los Papis y Mamis del club. Este último, es un verdadero éxito. Desde que se instauró, hace ya un mes, cada vez son más los padres que se animan a jugar y compartir así la pasión de sus hijos. Este espacio es utilizado también, por los participantes, para distenderse o bien para mejorar su condición física.

Lo que sigue en pie, son las clases de apoyo escolar. Antes o después de las prácticas, un grupo de padres, profesores ellos, se sientan con los chicos para ayudarlos con sus tareas escolares, para reforzar el trabajo que hacen en la escuela o bien para preparar algún exámen.     

Comentarios

comentarios