Santa Cruz adhiere a Ley Nacional de Cooperadoras

claudia martinez

En la primera Sesión Ordinaria de la Cámara de Diputados de este año, fue sancionado el proyecto de ley presentado por la Diputada Claudia Martínez (KOLINA- FPV), que promueve y regula la creación y el fortalecimiento de las Cooperadoras Escolares, garantizando, conforme lo establece la Ley Provincial de Educación, la participación de las familias y de la comunidad educativa en las instituciones escolares en general y, en particular, a través de las cooperadoras escolares, como ámbito de participación en el proyecto educativo institucional, a fin de colaborar en el proceso educativo de los alumnos y alumnas.

De esta manera, la provincia de Santa Cruz adhiere a la Ley Nacional de Cooperadoras Escolares Nº 26.759 sancionada en agosto de 2012.

La Diputada Claudia Martínez resaltó en el recinto la valiosa presencia y participación de las cooperadoras escolares a lo largo de la historia argentina y sus diferentes vaivenes: “siempre luchando por un sistema educativo inclusivo, basado en un trabajo comunitario y solidario. Fueron estas cooperadoras escolares las que, en época de crisis en nuestro país, dieron respuesta a las necesidades de niños, niñas y familias”.

“Fortalecer esos lazos solidarios entre personas y organizaciones es un rol muy importante que tiene que tener el Estado. A partir del 2003, en un proyecto nacional y popular, en este proyecto que nos incluye a todos y restituye derechos, las cooperadoras escolares también siguieron teniendo un rol fundamental pero este rol, se entiende y estamos convencidos, es para acompañar al Estado y no sustituirlo”.

El proyecto busca además colaborar y orientar al Consejo Provincial de Educación con el fin de fortalecer, acompañar y ayudar a las cooperadoras escolares que existen en la provincia y, también,  para brindarle un marco legal a las que se van a crear.

Asimismo, se aprobó la Ley Nº 3337, iniciativa que la Diputada Martínez presentara en el año 2013 y que tiene por objeto promover en todo el ámbito provincial la reducción del consumo de sodio (sal) en la población, incentivando su utilización responsable por parte de los consumidores en los establecimientos gastronómicos y/o afines -públicos o privados- en donde se expendan y/o se consuman alimentos.

De esta manera, se da respuesta a una de las necesidades más trascendentes para los seres humanos: el cuidado de su salud y de su calidad de vida, contribuyendo a la prevención de enfermedades no trasmisibles.

 

Comentarios

comentarios