Diputado Quintana marchó con pacientes oncológicos.

alexis quintana

El sábado último, el Diputado por Pueblo Alexis Quintana, asistió a la convocatoria de los pacientes oncológicos que llevan adelante su tratamiento médico en el Hospital de Caleta Olivia. Varios centenares de personas que atraviesan por esta situación, se dieron cita para exigir sus derechos de cara al sistema de salud pública, y para que se de marcha atrás con la suspensión de la oncóloga Griselda Bosso. La medida, respecto de la profesional que atiende a unos 700 pacientes de toda la zona norte, había acontecido con el inicio de un sumario administrativo promovido por el Ministerio de Salud de la provincia.

Al ser consultado respecto de la manifestación, Quintana ponderó la voluntad manifiesta de los pacientes de “asistir y reclamar sus derechos, pese a la difícil y especial situación por la que atraviesan. Decidieron poner su cuerpo y parte de su vida para proteger un sistema de salud que debe proporcionarles una mejor calidad de vida y no promover acciones que compliquen más su situación. Digo esto porque el Ministerio había decidido suspender por 90 días a la única profesional de oncología que viene atendiendo y conteniendo a cientos de santacruceños. La acción ministerial atentó contra el tratamiento de estos pacientes”, consideró Quintana.

En tanto, agregó luego que “la doctora Bosso podría hacer su trabajo desde el sector privado, y seguramente así obtendría mayores resultados económicos, pero sigue eligiendo hacerlo desde la salud pública y desde el hospital de Caleta Olivia. La verdad que suspender a esta profesional que se ha transformado en referente patagónica y hasta nacional de la especialidad, es una muestra más de la irresponsabilidad de las autoridades de salud de la provincia”, precisó.
Finalmente, Quintana aseveró que lo que los pacientes oncológicos realizaron el sábado, es “un ejemplo de defensa ciudadana respecto de sus propios derechos, pero no debimos llegar a esto. Es lamentable que la ineptitud ministerial promueva acciones que ponen en peligro a mucha gente. Por eso celebro que desde la Dirección del Hospital hayan decidido dar un paso al costado, y mucho más que el Ministerio haya tenido que dar marcha atrás con la suspensión de la doctora Bosso. Si tienen que investigar a uno o más profesionales están en su derecho, pero en el transcurso no priven a los pacientes de los médicos en los que confían y en cuyas manos ponen su vida. Creo que no pueden seguir prosperando las persecuciones políticas en el ámbito de la Salud ni en cualquier otro ámbito de la administración pública. En tal sentido, deben terminar los sumarios a la doctora Bosso y también de la doctora Patricia Zari, que también fue desplazada sin razón y vía Ministerio”, culminó.

Comentarios

comentarios