Cerró el Congreso de Suicidiología

cierre primer congreso provincial de suicidologia-04

Bajo el lema “Responsabilidad y Compromiso”, durante tres días se desarrolló en esta capital el I Congreso Patagónico de Suicidología, organizado por la Fundación de Prevención al Suicidio (Funda.Pre.S).  Participaron agentes sanitarios, docentes, policías, profesionales de la salud mental, alumnos de carreras afines, funcionarios, representantes de ONG locales y público en general. Destacados profesionales argentinos,  y otros invitados de países como Colombia, México, Canadá y Uruguay disertaron sobre esta problemática que afecta a unas 3500 personas en el país y que se proyecta drásticamente en su grupo familiar y de amigos.

La actividad culminó con la entrega de certificados y diplomas y el firme compromiso de cada uno de los participantes de aportar desde su rol social el compromiso para ayudar a quienes están sufriendo por esta decisión.

Fue el presidente de Funda.Pre.s, Reynaldo Gómez el encargado de despedir a cada uno de los participantes y agradecer a las instituciones locales que permitieron con su colaboración que este primer encuentro patagónico que lleve a cabo en nuestra capital. Agradeció al Municipio y a la Mutual de la Caja de Servicios Sociales, que gestionaron pasajes para los disertantes, a la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos por el alojamiento y a otras instituciones  del medio.

“Fueron días de mucho trabajo, motivados por la realidad de esta comunidad. Durante en 2013 tenemos registrados 29 suicidios en la provincia, la mayor cantidad en Río Gallegos, y estos números no son los reales, ya que son los difundidos por los medios”, dijo el referente local de Funda.Pre.S.

Esta institución realiza trabajos preventivos importantes, no sólo en materia sanitaria, sino a través de la cultura y el deporte. “La música, los recitales, la murga y los grafitis son algunas de las herramientas que utilizamos para trabajar en prevención del suicidio”, dijo Gòmez, quien informó que “se han hecho recitales, bicicleteadas, murales por la vida. Hay una murga que ha integrado a más de una decena de chicos que han intentado quitarse la vida y el trabajo que lleva adelante es maravilloso”, dijo.

Durante estas tres jornadas de trabajo, se abordaron temas como Adolescentes y Suicidio, Políticas de Prevención, La educación y su responsabilidad, El suicidio en el ámbito laboral, El papel de los medios de comunicación en la promoción de la salud, Violencia, abuso y maltrato infanto-juvenil, El adulto mayor, Registro y estadísticas, Asistencia telefónica en crisis y prevención, Ciencia y espiritualidad en la prevención, Aspectos forenses en el suicidio, Agotamiento profesional (burn-out), Protocolo de intervención, entre otros de sugerencia.

 

Peláez: “La sociedad civil se está ocupando del tema”  

 

En el marco del I Congreso Patagónico de Suicidología, fueron variadas las disertaciones que se ofrecieron. Una de ellas estuvo apuntada al “Suicidio en el ámbito laboral”. La misma, fue ofrecida por la Licenciada Silvia Peláez, quien es presidente de la ONG “Último Recurso” que trabaja desde hace más de 25 años en el vecino país del Uruguay. Además, con una amplia trayectoria es una de las representantes de la Asociación Internacional de Prevención contra el suicidio y una de las fundadoras de la Asociación de Suicidología de Latinoamérica y del Caribe.

En la oportunidad, la profesional disertó sobre “El suicidio en el ámbito laboral”. En ese sentido explicó que también “hablamos de la metodología y del marco teórico que tiene la ONG Ultimo recurso, factores como el estrés, el mobbing, el síndrome de burnout (despersonalización, el agotamiento emocional y la insatisfacción en el trabajo)  y las distintas formas en las que se debe abordar. Este trabajo tiene que ver con la despsicologización y desmedicación del tema. Es decir, abordar el problema de una manera más diversa, ya que los casos de suicidio que se ven en el ámbito laboral, no son necesariamente por patologías psiquiátricas”, sostuvo.

Sobre su presencia en este Congreso, dijo que “estamos honrados de que nuestra tarea sea reconocida en muchos países latinoamericanos, es decir en nuestra propia casa. Es la primera vez que un representante de nuestra ONG está en la ciudad, por lo que es una alegría enorme poder trabajar sobre esta problemática y ofrecer nuestro aporte”.

Por otra parte, se refirió a la realidad local, Peláez sostuvo que “he podido ver que es la sociedad civil la que se está ocupando del tema, por lo que auguramos que las autoridades las escuchen. Es que si hay alguien que escucha no hay suicidio, por eso felicito a los organizadores  por el trabajo, por escuchar a los que sufren y auguro que la comunidad de Santa Cruz sea escuchada, principalmente en los requerimientos que tienen que ver con la salud pública”.

Sobre la diferencia entre lo que  sucede en localidades del interior del país, a lo que se vive en las grandes metrópolis donde existen estructuras interdisciplinarias armadas para abordar este flagelo, la profesional indicó que “las personas son tan personas vivan en una metrópoli o en un pueblo pequeño, su pérdida significa que quedaron sobrevivientes de un suicidio, con quienes hay que trabajar. Este es un tema de justicia y de equidad, esto implica que esta problemática no sea sólo abordada en las capitales, sino en cada una de las localidades del interior de un país. Todos deben tener las mismas posibilidades”, indicó. “Si no existen estas estructuras hay que armarlas para salvar vidas. Debemos reconocer que el que comete un suicidio o un intento, no quiere dejar de vivir, sino dejar de vivir así”, concluyó.

 

“Hay que trabajar sobre la promoción de la salud y la resolución de conflictos”, dijo Altavilla

 

La Licenciada Diana Altavilla, psicóloga y confundadora del Centro de Ayuda al Familiar del Suicida en Buenos Aires, fue una de las expositoras de este Congreso que se llevó adelante en nuestra capital. La profesional es especialista en postvensión del suicidio, es decir lo que sucede después con la familia, los amigos, el contexto en donde ocurre un suicidio. “Debemos trabajar mucho en prevención, anticipándonos a situaciones nuevas, capacitando a los docentes, a los equipos de salud, de emergentología, de trabajo social, etc. a fin de que puedan abordar el caso de una manera operativa cuando hay una emergencia, y después lo que sigue a mediano y largo plazo”, dijo.

“Es una problemática sobre la cual hay que trabajar permanentemente en la promoción de la salud y de la vida. Cuando en una comunidad como esta, vemos que se replican situaciones de intento de suicidio y suicidios consumados, debemos trabajar en promoción de la salud y en temáticas de resolución de conflictos. Analizar cuestiones de identidad que se resuelven con violencia, para que se reduzcan los índices de suicidios. Esto es ayudar a la comunidad y las personas para que resuelvan los conflictos de una manera distinta a lo que es la agresión, el ojo por ojo, por el contrario, lograr el consenso y el encuentro con el otro. Intentar entre todos ganar un poco de terreno”, dijo.

Altavilla llegó a esta capital tras participar de un Congreso en México. “Los profesionales y colegas encuentran que nuestra problemática  es similar a la de ellos, en el sentido de que la violencia es el modo de resolver un conflicto y eso va en aumento. La mayor parte de los adolescentes no reciben de los adultos un modelo que les enseñe en la práctica la manera de resolver un problema que no sea bajo la forma de la pelea, de la discusión o la confrontación. En Latinoamérica hay una problemática en común, el tema del exitismo y de lograr todo y siempre, en vez de imponerse metas cercanas e ir paso por paso. Estas pretensiones siempre van a favor de la violencia”, señaló.

 

“Un sector no puede resolver nada, todos deben trabajar juntos”, dijo Britos

 

Otro importante aporte realizado en este Congreso fue el de Silvia Britos, una especialista de Bahía Blanca, diplomada en Suicidología y una de las fundadoras de la Asociación “Estaciones del Alma”, que hace 14 años atiende la línea de asistencia al suicida, y además organiza jornadas de prevención primaria de la salud y trabaja con el duelo de la familia.

La disertante destacó la importancia que tiene la llegada de tantos profesionales para Río Gallegos. “Cada uno, ha realizado un aporte invalorable desde su lugar y desde su especialidad a la gente de esta provincia que está iniciando esta tarea. Hay mucha resistencia con este tema. En la Argentina se están suicidando 3500 personas y el promedio es de 450 jóvenes de 15 a 20 años. Algo debmos hacer, pero es tan compleja la temática, que se necesita comenzar  este camino, con aquellos que ya están transitándolo desde hace muchos años, sean profesionales o de ONG”, dijo.

“Estamos acá apoyándolos, y apuntándolos para empezar a proyectar y gestionar, con la autonomía que se tenga y con los profesionales para saber qué es lo que se puede hacer. Sobre la realidad local, dijo que “hemos podido observar que hay sectores que están atravesando una situación difícil, docentes y padres lo están manifestando. Esto genera impotencia en la gente pero está relacionada al desconocimiento general que se tiene del tema y que no hay ningún enlace donde apoyarse”.

Britos disertó en estas jornadas sobre duelo, cómo trabajar con la familia y los seres queridos cuando han sido afectados con la decisión del alguien que se suicidó. Se analizó la tarea de la madre cuando hay más hijos, y cuáles son las pautas necesarias para el proceso de duelo. “Es muy importante que esta ciudad haya gente preparada para poder acompañar en caso que se necesite. Es importante saber de qué se trata, qué se puede hacer, cómo podemos seguir adelante. Cada caso es individual y no se puede tratar de la misma manera. En muchos lugares del país, se vive la misma realidad y no se sabe a quién recurrir. La escuela recurre a Minoridad, pero esa institución ¿está capacitada para saber qué hay que hacer con el chico, con la familia, con la escuela? Hay que dedicarse a esto, específicamente”, dijo. “Lo reconocieron autoridades de gobierno, es necesaria la formación específica en esta temática y esa formación nos incluye a todos. Es un problema de todos y nadie está exento de vivir una situación como esta. Es importante que ahora, puedan trabajar unidos, Funda.Pre.S con el Gobierno, con el Municipio, los docentes. Un solo sector no puede resolver nada”, concluyó.

Comentarios

comentarios