Nafta para pocos

NAFTA PARA POCOS

Desde hace tres días Río Gallegos y casi todas las localidades de Santa Cruz están sufriendo la falta de provisión de combustible, situación que generó un verdadero caos en las pocas estaciones de servicio que cuentan con lo último del remanente de nafta y gas oíl.

Según pudimos averiguar, todo comenzó el día viernes pasado, al generarse dos conflictos, uno de ellos en la localidad de Caleta Olivia, más precisamente en el Puerto de Caleta Paula, donde los estibadores portuarios junto a los ex trabajadores de Conarpesa, comenzaron con un piquete, imposibilitando el ingreso de los camiones tanque a la planta de la empresa Petrobras.

Mientas que el otro foco del conflicto es en Comodoro Rivadavia (Chubut), donde un importante grupo de docentes realiza también una medida similar, pero en este caso, se prohíbe el acceso de camiones hacía la planta de la empresa YPF presente en la ciudad chubutense.

Según el dialogo mantenido con el periodista del sitio digital, Voces y Apuntes de Caleta Olivia, Nelson Aguilar, en la jornada del lunes, los trabajadores presentes en Caleta Paula solo permitieron el ingreso de un único camión tanque para su provisión. El cual sería principalmente destinado al uso en servicios esénciales como ambulancias, bomberos y móviles de policía.

Por otra parte, Aguilar, manifestó que la situación en Caleta Olivia es similar a la que se vive actualmente en la Capital santacruceña, con largas colas, de cientos de metros de autos esperando poder realizar la carga de combustible.

En Río Gallegos, fueron muy pocas las estaciones de servicio que contaban con algún remanente de nafta disponible para la venta. Entre ellas, la ubicada sobre Av. Gregores, la cual sostuvo un ritmo de cientos de automóviles esperando para poder abastecerse. Similar situación se vivió en la estación ubicada sobre Avenida San Martín y Buenos Aires.

En general reinó la confusión y falta de información concreta. También el cruce de rumores infundados, no faltaron las discusiones y las situaciones de tensión que generalmente se ocasionan en este tipo de conflictos. Por supuesto que esto generó el descontento de los vecinos de la ciudad, muchos de ellos desde muy temprano se sumaban a las largas filas de automóviles, para luego de una espera de una hora o más, encontrarse con que ya no se expendería combustible, y de esta manera dirigirse a otra estación y probar suerte allí.

Lo cierto es, que un grupo de representantes de la Dirección de Pesca dependiente del Gobierno de la Provincia de Santa Cruz estarían reunidos en Caleta Olivia, hasta altas horas de la noche del lunes con los referentes de los trabajadores de estiba y de la Ex Conarpesa para tratar de resolver el conflicto, o al menos destrabar la situación que permita en primera instancia re iniciar al abastecimiento de combustible.

En caso de lograr por lo menos un impasse, la normalización del servicio puede llevar entre 48 y 72 horas, dependiendo de la logística utilizada y de la velocidad de abastecimiento hacia las estaciones de servicio de los diferentes puntos de la Provincia.

Comentarios

comentarios