“El Gobernador vino a empañar la fiesta…”

acto central aniversario san julian

Así lo indicó el diputado por Puerto San Julián, Leonardo Álvarez, sobre la presencia del primer mandatario provincial Daniel Peralta en el Aniversario de esa ciudad costera, cuyos discursos centrales debieron ser suspendidos para evitar enfrentamientos. Además, detalló las deudas que el Gobierno Provincial mantiene con la comunidad y que se esperaban “para acompañar su crecimiento”.

Ayer, 17 de septiembre, se conmemoró un nuevo aniversario de la ciudad costera de Puerto San Julián, “cuyas autoridades locales habían organizado con semanas de anticipación diversas actividades, y esperaban se transforme en una fiesta para la ciudad, con todos los vecinos y con alegría”, explicó el diputado que representa a la comunidad del centro de Santa Cruz, Leonardo Álvarez.

“Lamentablemente, el Gobernador Daniel Peralta, vino con las manos vacías y con patoteros pagos a empañar la fiesta de todo un pueblo, lo que imposibilitó el normal desarrollo de los festejos”, contó el legislador, para luego considerar que “aún tenían los vecinos el recuerdo del año pasado, cuando nos ensució la ciudad con pintadas agresivas y difamatorias. Lo cierto es que no sabemos todavía cuál fue el motivo de viajar hacia nuestra ciudad, que es tranquila y donde tratamos de vivir en armonía, acompañado de gente que nada tenía que ver con la única entrega oficial que hizo en nombre del Gobierno de Santa Cruz: una placa protocolar. Ni aportes, ni anuncios de obras, ni nada de lo que San Julián necesita para acompañar su crecimiento”.

“Me hubiera gustado que pudiera expresarse para contarle a nuestra gente el motivo del incumplimiento de su palabra en los últimos aniversarios: que explique que pasó con los recursos económicos para el reciclado de residuos sólidos urbanos en la planta de tratamiento, que hoy se gestiona con fondos municipales; el alquiler impago de más de un año del edificio de la escuela industrial N° 8, intimada al desalojo; la falta del envío de fondos para hacer frente al aumento salarial de los trabajadores municipales; o la comida y los elementos de limpieza de las personas privadas de la libertad, entre tantas otras cosas”, detalló Álvarez.

En contraposición a la ausencia del Gobierno Provincial, el diputado señaló que “a pesar de esto, preferimos destacar lo positivo: la presencia permanente del Estado Nacional con la comunidad a través de obras por más de 70 millones de pesos, los camiones sanitarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que vienen en auxilio de un sistema provincial destruido, y que ayer, por ejemplo, entregaron 400 pares de anteojos para vecinos de San Julián; o la entrega gratuita de decodificadores de la Televisión Digital Abierta a personas en situación de vulnerabilidad social, buscando democratizar el acceso a la información”.

Volviendo a referirse a la presencia del Gobernador en la ciudad, agregó que “lo único que nos quedó claro, fue que su objetivo era provocar, ya que instruyó a la patota paga que lo acompañaba para que, ante cada entrega de aportes del Gobierno Nacional o Municipal, una fuerte silbatina impidiera que los vecinos escucharan de qué se trataba, y en ese contexto de violencia política e institucional, se decidió suspender los discursos, para evitar que se produjeran enfrentamientos. Una decisión madura y oportuna que comparto y por la que pido disculpas a todo mi pueblo”.

Finalmente, reflexionó: “luego de presenciar este último atropello, más que nunca creo que Santa Cruz necesita que el Gobernador se ponga a trabajar y deje de patotear a quienes sí estamos ocupados por las problemáticas que afectan a la Provincia”, y en particular expresó que “San Julián lo va a volver a recibir cuando deje de faltarle el respeto y se comporte democráticamente”.

Comentarios

comentarios