YCRT sigue sorprendiendo en Tecnópolis

Tecnópolis-1 Reducida-

Si bien en nuestra anterior nota mencionamos el beneplácito de las personas que visitaron el stand de YCRT en Tecnópolis, Mega Muestra de Ciencia, Arte y Tecnología, la invitación es ahora trasladarnos (si no se tuvo la grata experiencia de vivirlo personalmente) para recorrer nuestro espacio físico y enterarse de lo que ofrece a los habitantes Yacimientos Carboníferos Río Turbio, con la finalidad de  hacer conocer el valor del carbón mineral y su transformación en energía.

En una estructura de 300 metros cuadrados aproximadamente, YCRT en Tecnópolis brinda a los numerosos visitantes de todas las edades, el saber del recurso con que cuenta nuestro país desde hace setenta años, cuando comenzó el proceso de explotación y su transformación en energía, en épocas que, por la contienda bélica mundial, la problemática energética suscitada en Argentina era un tema a resolver a la brevedad.

La recreación de Boca de Mina 5, acompañada de gigantografías del personal en sectores de tareas, les da la bienvenida a los visitantes a quienes reciben de nuestro personal un casco minero, para iniciar el recorrido e ilustrarse a través del relato del guía del grupo, el que se inicia con la imagen  de Santa Bárbara, su significado para los mineros y la feligresía de la Cuenca Carbonífera, teniendo a su frente el mapa de Santa Cruz, con los datos relacionados a demografía, climatología, ciudades, lagos, entre otros.

En la recreación de la galería minera se encuentran desplegadas en sus paredes, distintas pantallas en las cuales, por ejemplo, se explica las diversas alternativas de generación eléctrica en nuestro planeta, existiendo un 25% con recursos no renovables como el carbón. A pocos metros y con una iluminación acorde a nuestro socavón, los visitantes comienzan a tomar contacto con lo referido a la extracción del mineral con la seguridad, vestimenta y elementos que debe usar el personal minero en sus tareas y lo referente a ingreso y transporte de material pesado, movimiento interno.

 

No caben dudas de nuestro slogan “Vivir la experiencia de ser minero” se va acrecentando cuando las consultas y dudas van surgiendo, al tomar conocimiento de los sistemas de explotación que existen, como el “pique” en minas europeas y la tradicional galería subterránea como la nuestra, a distintas profundidades en donde se encuentran los mantos carboníferos, además de las galerías secundarias, totalizando muchos kilómetros dispersos en el cerro.

Como la maquinaria que se utiliza es de gran porte y obviamente de considerable peso en las operaciones para la extracción, concentra la atención las fotos y filmaciones de los elementos que componen el Frente Largo Completo, su ubicación en la mina, la función de cada uno de ellos, para posteriormente trasladar el mineral en las extensas cintas transportadoras hasta la superficie o Playa de Acopio a pocos metros de Boca de Mina 5.

Por unos minutos los visitantes dejan de ser mineros y pasan al plano de separar del carbón arcillas y material estéril en la Planta Depuradora a través del lavado con magnetita, y su posterior clasificación de la granulometría solicitada, ya sea para la venta en la provincia, para exportar o para uso propio en la usina del yacimiento.

Así mismo se explica que existe una segunda derivación de Boca de Mina 5 con otra banda transportadora, la que llevará hasta la Central Térmica Río Turbio, en avanzado porcentaje de obra realizado, nuestro mineral para ser quemado y transformado en energía, la que se insertará en el Interconectado Nacional, siendo parte nuestra Cuenca Carbonífera de pertenecer con el valor agregado que se obtiene del socavón, al engrandecimiento de nuestro país en materia energética.

En  esta “experiencia de ser minero” que vive el visitante de nuestro  stand en Tecnópolis,  no se puede dejar de lado con numerosas fotos y videos, los demás trabajos en los sectores de YCRT y de Punta Loyola, más precisamente las tareas que se desarrollan en el lugar, como descarga de vagones, transporte a la playa de acopio y posterior carga en las bodegas de los buques que llevan nuestro carbón a otro destino.

El final del recorrido se completa con la representación de una vivienda que aún se habitan y que albergó a las familias mineras hace decenas de años convirtiéndose en un símbolo: “el quoncet” o “medio caño”, en donde decenas de fotografías reflejan a estas comunidades en todo sentido.

En una sala preparada especialmente se brinda con numerosas pantallas, al igual que en el sector descripto, la información con juegos interactivos, en la denominada “línea del tiempo”  los que son utilizados por chicos y grandes y a través de los cuales se significa los 70 años de la explotación del carbón, iniciada en enero de 1943.

Si  está por trasladarse hacia el norte del país, bríndele unos minutos a sus sentidos. En Villa Martelli, la Mega Muestra Tecnópolis organizada por el gobierno nacional, le ofrece hasta el 30 de noviembre próximo, un amplio abanico de posibilidades para expandir sus conocimientos.

Comentarios

comentarios