Gobierno Nacional envía ayuda a Córdoba

incendios cordoba telam_14273

Buenos Aires, 10 de septiembre-  La presidenta Cristina Fernández de Kirchner puso a disposición de la provincia de Córdoba “toda la ayuda para sofocar los incendios” que quemaron más de 25.000 hectáreas en el sur y sudoeste de ese territorio y que obligó a la evacuación de al menos 500 personas. Además de la ayuda a Córdoba, el gobierno nacional puso a disposición de San Luis y Neuquén, también afectadas por incendios aunque de menores proporciones, “todos los recursos humanos y materiales” del Estado para trabajar “a demanda” de las autoridades provinciales. Asimismo la Jefa de Estado se comunicó con el gobernador de la provincia de Córdoba, José Manuel de la Sota, para interiorizarse de la situación e instruyó al jefe de gabinete Juan Manuel Abal Medina, al secretario de Medio Ambiente, Juan José Mussi, y al Secretario de Seguridad, Sergio Berni, a ponerse a disposición del Centro de Operaciones y de Protección Civil del gobierno provincial. El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, destacó hoy la “colaboración activa y permanente” que el gobierno nacional realiza en conjunto con el gobierno de Córdoba y sus municipios.    “Estamos trabajando juntos frente a esta emergencia”, dijo el jefe de ministros durante una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, en la que estuvo acompañado por Berni y Mussi. El secretario de Ambiente explicó que las tareas se llevan a cabo “según la demanda por parte de las autoridades de la provincia y a través del Programa Nacional de Manejo del Fuego” e informó que “hay más recursos que serán utilizados de acuerdo a los pedidos que formulen las autoridades de Córdoba”. En tanto, el secretario de Seguridad destacó que “en estos casos no es cuestión de voluntarismo sino de ponerse a disposición del gobierno de Córdoba, principal afectada, porque a veces el voluntarismo y las ganas de colaborar entorpecen” la tarea. De acuerdo con la información oficial, se encuentran operando en el incendio tres aviones hidrantes Air Tractor 802; un avión vigía; un helicóptero del Ejército Argentino para transporte del personal; dos helicópteros especiales dotados con “heli-baldes”. Además se desplazaron aviones de la Prefectura Naval con heli-baldes para la lucha contra el fuego que estaban en Comodoro Rivadavia, Bahía Blanca, Mar del Plata e Iguazú y se desplegaron en el terreno cinco camiones forestales Euro Cargo de 4.500 litros del

Plan Nacional de Manejo del Fuego, entre otros vehículos. También la Presidenta dispuso contratar en Chile hidroaviones especiales para enfrentar focos ígneos para atacar un nuevo frente en la provincia de San Luis. Por otro lado, el gobierno nacional movilizó combatientes del Plan Nacional de Manejo del Fuego, integrantes de la Brigada Nacional del Plan Nacional de Manejo del Fuego y de la provincia de Buenos Aires. “Estos equipos provienen de Sierra de la Ventana, Pigûé, Monte Hermoso, Coronel Dorrego, zonas serranas, por lo cual su capacitación y experiencia les permite asistir a la zona de sierras de Córdoba para el combate de los incendios”, dice el texto oficial. En tanto, por decisión del Ministerio de Seguridad, la Gendarmería Nacional dispuso sus recursos a las órdenes del Centro de Operaciones de la provincia de Córdoba y también reportará a la Unidad de Crisis instalada en Buenos Aires todo requerimiento de

las autoridades provinciales. A la par de toda esta ayuda, más de cien efectivos de las fuerzas armadas participan de los operativos de para combatir los incendios forestales. Ochenta soldados voluntarios fueron desplegados para tareas de logística y evacuación, como así también 30 infantes de marina, capacitados en el plan de manejo del fuego para guardia de cenizas, informó el Ministerio de Defensa. También, se afectarán a la tarea de asistencia 10 unidades de transporte (UNIMOG) y un helicóptero del Ejército Argentino, asignado para el transporte de bomberos. La Secretaría de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias se encuentra trabajando en permanente comunicación con las autoridades locales desde el día que se inició el fuego. El gobernador José Manuel de la Sota calificó como “muy grave” la situación de varias localidades de la provincia, pero pidió “tranquilidad” a la población. “Cuando hay cuatro meses sin lluvias es difícil, por más aviones y autobombas que tengamos, combatir el fuego”, graficó el mandatario provincial en declaraciones a Télam. La situación de emergencia es “bastante seria” y con “graves daños materiales”, dijo y recordó que el origen de los incendios fue intencional y que por el hecho hay una persona detenida. (Télam)

Comentarios

comentarios