Semana mundial de la lactancia materna.

lactancia materna

El Ministerio de Salud de Santa Cruz, informa a la comunidad sobre la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM) que se  celebra entre el 1 y el 7 de agosto en más de 170 países, y está destinada a fomentar la lactancia materna y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.
En 2013, el lema internacional de la Semana Mundial de la Lactancia Materna es “Apoyo a las madres que amamantan: ¡Cercano, continuo y oportuno!”
¿Qué tipo de apoyo necesita una madre durante la lactancia?

• Ayuda de su familia, amigos y allegados, para facilitar las tareas diarias y permitir que la madre

descanse y pase el tiempo necesario con el bebé.

• Acompañamiento del equipo de salud, que debe promover la lactancia materna exclusiva,

revisar los pechos de la madre durante los controles prenatales, responder todas sus dudas y

alentar su participación en grupos de apoyo a la lactancia.

• Apoyo en los ámbitos de trabajo, comenzando por el respeto al art. 179° de la Ley Nacional de Contrato de Trabajo (N° 20.744), en el que se establece que “toda trabajadora madre de lactante podrá disponer de dos (2) descansos de media hora para amamantar a su hijo, en el transcurso de la jornada de trabajo, y por un período no superior a un (1) año posterior a la fecha del nacimiento, salvo que por razones médicas sea necesario que la madre amamante a su hijo por lapso más prolongado.” Asimismo, es importante disponer de un lugar limpio para la extracción y conservación de la leche durante el día a fin de promover el sostenimiento de lactancia luego de
finalizada la licencia por maternidad.
La importancia de la leche materna

La leche materna es el mejor alimento que pueden recibir los bebés y niños pequeños porque:

• Es la más segura e higiénica, ya que el niño la toma directamente de su mamá.

• Está disponible, siempre a la temperatura adecuada, a toda hora y en cualquier lugar.

• Sus nutrientes están especialmente adaptados a las necesidades del bebé, y se digiere más fácilmente que cualquier otra leche o alimento.

• Fortalece la relación de afecto entre la mamá y el bebé a través del contacto de la piel, permitiendo el desarrollo de niños capaces, seguros y emocionalmente estables.

Comentarios

comentarios