El Partido Obrero reclama agua para Caleta.

omar latini

Otra rotura del acueducto y cuando lo habían reparado…otra rotura más, ha desatado la furia de la población de Caleta Olivia

Después de haber padecido 10 días sin agua, creíamos que  habría algún tipo de solución, pero no fue así, ahora llegamos a la declaración de la emergencia hídrica, que sumado a la emergencia económica, y al derrumbe sanitario, coloca a Caleta en una situación catastrófica.

La historia sería distinta si a los que les faltara el agua, fueran las mineras y petroleras, pero a estas multinacionales se les garantizan, los millones de litros que mal utilizan.

No debemos olvidar que el acueducto se construyó en el segundo mandato en la intendencia de José Córdoba, una obra que costo en aquel entonces, 50 millones de dólares, y que no duró quince años.

¿Hasta cuándo se va a robar desde el poder y sus amigos, con obras de estas características, que ya en aquella época los trabajadores de Servicios Públicos denunciaban el uso de material reciclado y la falta de calidad de los materiales y de la construcción misma?

Ahora escuchamos como nuevamente los candidatos del mismo partido que nos ha gobernado siempre tienen la desfachatez de prometer el acueducto que traería agua desde Lago Buenos Aires, pero ni antes ni ahora han estado dispuestos a colocar los fondos para que el vital elemento llegue a los vecinos de la zona norte. Se trata de un festival de demagogia.

Desde el Partido Obrero advertimos del nuevo negociado que se viene ahora, con la emergencia hídrica, que traería fondos nacionales para paliar la situación, pero los van a administrar los mismos responsables del desastre que vivimos.

El Partido Obrero ha reclamado hoy junto a los vecinos, junto a los cerca de 3000 caletenses que llegaron dese el Gorosito a la ruta, y plantea el inmediato llamado a licitación para la construcción del acueducto desde Lago Buenos Aires, bajo el control de una comisión compuesta por S.O.S AGUA, vecinos en general, organizaciones populares, políticas y sindicales.

Comentarios

comentarios