Garraham: Objetivo cumplido.

FUNDACION GARRAHAM- TAPITAS - 05

Voluntarios de distintas instituciones de la ciudad, integrantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad y vecinos en general, dedicaron su tarde hoy para clasificar alrededor de cinco millones de tapitas plásticas, que se han recolectado en Santa Cruz para aportar a la campaña que lleva adelante a nivel nacional el Hospital Garrahan y que beneficia a cientos de pacientes de la provincia que son atendidos por este nosocomio en Buenos Aires.

Esta importante acción se realizó en el marco de una kermés solidaria, organizada por la delegación local de la Fundación Garraham, integrada por la agrupación “Todos por Carlitos y los chicos de Santa Cruz” y que contó con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Río Gallegos.

Más de un centenar de personas, principalmente familias y niños,  se reunieron esta tarde en el Polideportivo de la Mutual de la Caja de Servicios Sociales, ubicada en el Barrio San Benito, para participar de esta kermés solidaria a la que se denominó “Ayudemos a Ayudar”.

En el lugar, personal de las distintas áreas de la Secretaría de Desarrollo, entre ellas la Coordinación General de Políticas de Niñez, Adolescencia y Familia, Casa de la Juventud, Centros Integradores, Cultura, Deportes, etc.,  organizó diversos juegos y actividades para los chicos, con el objetivo de estimular la clasificación de millones de tapitas que la ONG ha juntado para luego enviarlas a la sede central de la Fundación Garraham.

Cabe señalar que al Hospital recauda mucho más dinero, si las tapitas están clasificadas. Se trata de ingresos que son fundamentales para la atención de pacientes de todo el país. Por ejemplo, cada 1500 tapitas en Buenos Aires una persona puede hacer una sesión de diálisis sin costo fuera del nosocomio, ya que este centro asistencial sólo tiene capacidad para unas 200 diálisis por día, y a veces la demanda excede este número.

Según informaron los organizadores, a pesar de que sólo el 5% de los pacientes que se atienden pertenecen a esta zona, desde el 2011, Santa Cruz es la segunda provincia que aporta mayor cantidad de tapitas. Esta es la primera vez que el envío se realizará clasificado, aportando de esta manera mayor valor agregado al plástico.

En el lugar, el secretario de Desarrollo Comunitario, Daniel Álvarez, destacó “el acompañamiento de la comunidad que se acercó de manera solidaria a dar una mano. Este es un trabajo mancomunado que se lleva adelante desde todos los sectores de Río Gallegos. Los vecinos  de la ciudad tienen mucha conciencia de lo que implica reciclar las tapitas y de lo que significa la atención que se lleva adelante en el Garraham y han manifestado su solidaridad. Clasificadas, tienen mejor valor. Tenemos que destacar que, por ejemplo, cada 1500 tapitas un chico de Santa Cruz o de la República Argentina, accede a una diálisis sin costo.
Estamos felices por la convocatoria en esta jornada, poniéndole las ganas y el corazón”, dijo.

El funcionario agradeció “el aporte de Mariano Nadalich, responsable de la Mutual de la Caja por facilitar el espacio, como así también a las familias que se hicieron presentes, a los representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad de la ciudad y al personal municipal que estuvieron ayudando en esta noble tarea”.

Una de las principales responsables de esta iniciativa y referente de la fundación en nuestra ciudad, Teresa Ponce, sostuvo que “es la primera vez que estamos haciendo esto en la provincia, por lo que debemos agradecer al intendente de nuestra ciudad, Raúl Cantín, quien a través de la secretaría de Desarrollo Comunitario, nos facilitó todo para realizarlo. Asimismo a la Mutual de la Caja, a la Asociación Alas Sociales, a la Junta Vecinal del barrio San Benito, y a los voluntarios que se acercaron para ayudarnos a ayudar. Esta es la segunda vez que entregamos cinco millones de tapitas, y si bien la primera vez no las seleccionamos, esta vez quisimos hacer la entrega ordenada, porque redunda en beneficio a los chicos de Santa Cruz”, sostuvo.

“La convocatoria superó todas las expectativas, fue un acierto haberlo abierto a la comunidad, porque nos ha sorprendido por el aporte. Esto no lo hacemos por Carlitos, sino todos por los chicos de Santa Cruz. Yo con esta labor le estoy devolviendo al Garraham lo que hizo hace ocho años por mi hijo y así estamos ayudando a los chicos que se atienden hoy”, concluyó.

Comentarios

comentarios