Dura desmentida de Contreras.

daniel peralta ministro

El Presidente del Bloque de diputados del Frente para la Victoria, Rubén Contreras, desmintió las declaraciones vertidas en medios de la zona norte provincial por el ministro de Salud, Daniel Peralta, y el subsecretario de Servicios de Salud, Daniel Santiago, quienes afirmaron que existieron presiones e intimidaciones por parte del legislador, junto a sus pares Alexis Quintana y Estela Bubola, para generar la renuncia de médicos y directivos de Hospitales Públicos.
En ese sentido, explicó que “la situación de crisis de la salud pública no es producto de presiones ni de intimidaciones mías ni de nadie, sino que tienen que ver con la pésima administración del Poder Ejecutivo provincial. Prueba de ello, agregó Contreras, es la reciente declaración de estado de emergencia del hospital de Las Heras, donde los representantes de la comunidad, sus concejales, advirtieron que ante la posible renuncia de 12 de sus médicos generalistas, era necesario declarar esta situación de alerta”.
“Si el Gobierno quiere hacerle creer a la comunidad santacruceña que esta situación de orfandad de la Salud Pública es producto de presiones e intimidaciones, quiere decir que aún no comprenden la gravedad de la situación”, aseveró, para luego explicar que “si después de 17 horas de interpelación a un Ministro, donde está siendo investigada la gestión de la cartera de Salud por serias irregularidades, sólo pueden justificar su inutilidad para brindar este servicio esencial denunciando amenazas, creo que sólo buscan desviar la atención del problema real”.
Además, recordó que “la duplicidad de prestación de servicios de médicos con dedicación exclusiva en Caleta Olivia y Comodoro Rivadavia, el manto de sospecha sobre una oncóloga que beneficia determinados laboratorios y que sería reemplazada por la hermana de uno de los directivos, las contrataciones directas, el ineficiente servicio de nefrología, entre tantas otras irregularidades, hacen que hoy tengamos la crisis que tenemos”, consideró.
Finalmente, señaló que “nadie le exigió a los directivos que renuncien, éste es el resultado de esta gestión inoperante. Sólo queremos que dejen de lucrar con la salud de los santacruceños”, al tiempo que consideró necesario que “tanto la Justicia como el Tribunal de Cuentas se expidan rápidamente sobre los requerimientos formulados por la Comisión Investigadora, para que de una vez por todas, podamos tener un servicio a la altura de las necesidades de los vecinos que habitan el suelo santacruceño y que aquellos que sólo ven a la Salud como un negocio, se vayan
por donde vinieron y respondan ante la Justicia”.

Comentarios

comentarios