Preocupación por Mega Usina

elida ramos

Elida Ramos candidata del Partido Obrero, nos da su parecer sobre la construcción de la Super Usina y la su visión sobre el futuro de la Cuenca Carbonifera. Además nos habla de empresa estatal y de control obrero.

-Elida ¿Cómo imaginas el futuro de la cuenca, una vez que se concrete la obra de la Super Usina?

Yo creo que lo más grave, es que falta una definición clara respecto de cuál va a ser el futuro del Complejo de la Empresa Carboeléctrica o Super Usina, no estamos seguros de que se concrete… nadie nos da esa certeza.

Ya el cuerpo de delegados de YCRT ha planteado su preocupación, ha reclamado que la usina y la mina sean una sola empresa y que esa empresa sea estatal. Pero no solo los empleados de la mina están preocupados…los habitantes de la cuenca vivimos así, porque para un pueblo como el nuestro, que depende directamente del carbón, esto genera mucha incertidumbre.

Una incertidumbre que crece cuando se le suman los serios problemas por los que atraviesa la salud y la educación, no solo de infraestructura sino también de insumos, materiales de trabajo, falta de viviendas, de empleos y de profesionales.

Esto sin contar que los salarios de la administración pública, municipios y comercios son bajísimos.

-Desde ya ustedes están de acuerdo con el planteo del cuerpo de delegados de YCRT.

Por supuesto, siempre lo hemos planteado y hoy, más que nunca, apoyamos la iniciativa de los compañeros de YCRT. Pero con tantos años de militancia en la cuenca y habiendo sido parte de los congresos del carbón y de las incansables luchas de los compañeros mineros, no podemos dejar de expresarle a los compañeros que es necesario que sean los trabajadores de la mina quienes tengan mayoría en el directorio de la empresa, porque desde el Partido Obrero hemos defendido siempre la idea de una empresa minera bajo control obrero.

Esto es lo que los compañeros mineros y el pueblo de la cuenca y Santa Cruz debería discutir en el congreso del carbón, que ha votado la asamblea.

-Luego en la práctica ¿no podría convertirse estos trabajadores en empresarios, como es el caso de las denuncias que ustedes hacen sobre Pedraza en los trenes?

Bueno, desde ya que Pedraza es un sindicalista y un empresario al mismo tiempo, y por eso el partido está dando un lucha hacia dentro del gremio ferroviario para terminar con la burocracia sindical, pero eso se logra con un programa que sea coherente con la idea de una empresa bajo control de los trabajadores.

A la idea de una empresa estatal, con un directorio con mayoría de trabajadores de la mina, hay que sumarle la revocabilidad, o sea que si hay quejas de sus gestiones y no dan explicaciones aceptables, una asamblea los pueda sacar de sus cargos y colocar a otros… en definitiva, poner un sistema de control de todos los trabajadores.

A eso sumále que los sueldos de los miembros del Directorio tienen que ser iguales a las funciónes que están cumpliendo, como trabajadores, a la hora ser elegidos. De este modo aseguramos que llegan los compañeros más capaces y comprometidos con el destino de la empresa y no los que quieren llenar los bolsillos.

-¿Se puede llevar la discusión de la Super Usina al congreso de la nación?

Nosotros, la izquierda (risas), si podemos. Siempre hemos sido consecuentes con nuestros planteos. Además nuestros candidatos han dedicado gran parte de su vida a la defensa de nuestros derechos como clase trabajadora.

Pero no solo pretendemos un diputado obrero para llevar el problema al congreso, pretendemos esa banca para llevarlo a los medios, con la autoridad de un diputado de la clase trabajadora… y lo que es esencial pretendemos esa banca para ponernos al servicio de nuestros compañeros trabajadores y organizar la lucha por recuperar los recursos naturales y ponerlos bajo control obrero y no de ninguna multinacional o empresa de vaciadores que ya mucho daño le han hecho a nuestro pueblo.

Comentarios

comentarios